¡Que cierren el Estadio.. que cierren toda Honduras!!

PARÉNTESIS

El periodista Gerardo Torres, ha sido corresponsal de cadenas internacionales, forma parte del Partido Libre.

Tegucigalpa, Honduras |Reporteros de Investigación

Por Gerardo Torres Zelaya

(Que se termine la Liga Nacional, que cierren el Tiburcio Carías Andino, que estallen todas las pelotas, que destruyan todas las camisetas y todos los televisores y todas las radios y las canchas grandes y las de tierra con piedras por porterías, donde alguna vez se gritó un gol, que maten o recluten a todos los hinchas, pero también que decomisen todos los teléfonos que vieron ese vídeo, que metan dos años presos a quienes lo compartieron. Qué ahorquen a las madres – que solas – no pudieron criar buenos hijos, que decapiten a los hombres que se quedaron pero que siendo pobres tuvieron que ver cómo sus hijos se hicieron mareros, cómo agua que se escapa entre los dedos.

Que nos latiguen a quienes ya habíamos visto la escena de unos barristas matando a otro y de todas formas entramos al estadio a sonreír, que le quemen los ojos a los hinchas que celebraron una final con gente desmayada y muerta a la orilla de la cancha. Que despierten a golpes a los y las ingenuas que creen que esto era la primera vez que pasaba. Que manden al exilio al idiota que cree que el problema se resuelve metiendo a la cárcel o pagando 350 mil lempiras por denunciar a unos muchachos que sólo expresan el odio que habita en el corazón de los que saltan al ritmo de un tambor y de los que no saltan, pero odian en silencio.

Que cierren todas las calles donde han violado a una mujer o un hombre, que dinamiten las casas donde niñas han sido abusadas y embarazadas, que llenen de ácido y alambres de púas cada acera donde ha sido asesinado un hondureño o hondureña, que detengan a cada Policía que vendió droga, que mató jóvenes o a cada militar que tráfico con droga, que mató, que extorsionó, que vio a las maras cómo una oportunidad de negocios y no cómo un problema, que los extraditen a todos los que encabezaron este ataque a la vida que ahora ya nos llenó de odio y temor a todos y todas. Pero que no se los lleven a Nueva York, sino al mismo infierno y que se lleven con ellos a los Neoliberales que nos empobrecieron, que nos expulsaron que nos hicieron llenarnos de rabia, que nos hicieron crecer viendo al otro cómo algo menos que un humano, algo que merece una muerte violenta y sin piedad. Que cierren todo en Honduras, por que todo está lleno de sangre y bestialidad. Y si las cosas no cambian pronto: Que apaguen la luz.)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario