Partido Nacional debate para renovarse y desmarcarse del ex presidente extraditado por narcotráfico

Escuché la entrevista con el ex mandatario hondureño Lobo Sosa y con el diputado Jorge Zelaya.

Por Wendy Funes

Un grupo dice que la cúpula del Partido Nacional quiere imponer candidaturas, mientras las bases demandan transparentar el partido. El diputado Tomás Zambrano dice que es falso que haya influencia de Juan Orlando Hernández y que JOH es una página del pasado. Negó relacionarse con Ana García Carías.

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. Un movimiento interno del Partido Nacional de Honduras ha iniciado una lucha casi sigilosa para limpiar este instituto político de la influencia del ex presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado. Es evidente de las declaraciones que hay dos grupos en controversia.

Un grupo sugiere que JOH –extraditado a Nueva York por narcotráfico– mantiene el poder del Partido Nacional por la lealtad de un grupito de diputados y diputadas del Congreso Nacional y de funcionarios del Poder Judicial que se reúnen con la esposa de JOH, Ana García. Esto podría impactar en una negociación política para la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia.

Hernández Alvarado había mantenido hasta cierto punto la lealtad del presidente del Comité Central del Partido Nacional, David Chávez. Un presunto instante de quiebre fue evidente cuando  el mismo Chávez retiró la solicitud de inscripción al Parlamento Centroamericano (Parlacen), que se había hecho para que García fuera diputada de este ente regional.

El lado leal a Hernández Alvarado quiere eliminar las elecciones internas del Partido Nacional y que sea Nasry Tito Asfura el candidato en las próximas elecciones. Eso generó la ruptura entre quienes siguen leales a las instrucciones JOH  y quienes piensan que eso debe terminar.

Este movimiento que propugna por cambios radicales en el nacionalismo es liderado por el diputado más votado de oposición, Jorge Zelaya junto a ex congresistas, algunas mujeres y políticos jóvenes y por el ex presidente Porfirio Lobo Sosa.

Zelaya se ha reunido con los ex presidentes del partido, mantiene comunicación con el ex mandatario, Ricardo Maduro, los exalcaldes de la capital de Honduras, Ricardo Álvarez, Miguel Pastor y para dialogar sobre los cambios propuestos.

Hay unos poquitos como Tomás Zambrano, Lissi Cano, Johanna Bermúdez, entre otros que están apoyando la propuesta de no llevar a cabo elecciones internas y que estarían en comunicación con la ex Primera Dama, Ana García, según sugiere el grupo que demanda un cambio interno.

"Eso de JOH es falso"

Diputado Tomás Zambrano.

 

Pero el diputado Zambrano calificó como falsa esa versión. «Eso de JOH es falso. Claro qué debe haber a internas, estamos en proceso de renovación y apertura del Partido Nacional de Honduras (PNH), se ocupa darle espacio la juventud, mujeres y escuchar la vieja guardia».,

«Son Sanas las internas. Yo soy producto de elección Internas. Si hubiera sido por el oficialisimo de Pepe Lobo cuando aspiré a mi primer campaña, no hubiera tenido espacio. JOH ya no tiene ninguna injerencia en el PNH y mucho menos que nos dará instrucciones a la bancada. Eso es totalmente falso. Yo únicamente respondo a los intereses del país y de mi partido, no a temas individuales de nadie. Esos son cuentos de camino real».

«JOH ya es una página de la historia del partido que se le tiene que dar vuelta. Así como Pepe y JOH son paginas que se les tiene que dar vuelta y dejar que las nuevas generaciones del PNH construyamos los consenso necesarios», dijo Zambrano.

Respecto a Ana García señaló que ella está enfocada en el tema de su familia y «en el caso de JOH, ella no le da instrucciones a nadie y muchos menos en temas del nuevo proceso de la nueva Corte Suprema de Justicia», apuntó Zambrano.

 

Jorge Zelaya: es necesario renovar el partido

Diputado Jorge Zelaya.

 

El diputado Zelaya califica que ha comenzado una cruzada que inició en los departamentos de La Paz, Comayagua, Cortés, Atlántida, Choluteca y Valle para escuchar al nacionalismo y al pueblo hondureño.

Su pensamiento es que la gente está atravesando dificultades, algunos problemas son heredados, pero la presidenta, Xiomara Castro, fue electa por el pueblo para tomar decisiones. El pueblo eligió un Congreso diverso con el fin de dialogar y hay que apoyar las buenas iniciativas, no es bueno hacer oposición solo por hacer, dice Zelaya.

En el Partido Nacional debe haber elecciones internas –dijo Zelaya– en la actualidad hay una propuesta de la cúpula que dirige que no quiere que se realice ese proceso democrático.

“En las visitas que hacemos a los municipios. En el recorrido que estamos efectuando, la gente nos dice renueven ese partido”.

Hace dos años el Partido Nacional no lleva a cabo una Convención.

 

Una nueva imagen ante un pasado funesto

El ex presidente Lobo Sosa dice que el Partido Nacional debe tener nuevas caras.

 

El ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, sugiere que deben sentarse a dialogar quienes siguen apoyando al ex gobernante y quienes no están del lado de él. Lobo Sosa dice que ha insistido tanto con David Chávez como con Tomás Zambrano que se debe reconocer que en el partido hubo un problema por la división que provocó el ex presidente Hernández, sobre todo en el tema de perseguir a través de la Ufecic con una justicia muy selectiva.

Una motivación evidente de Lobo Sosa es que siente que su esposa, Rosa Elena Bonilla, en prisión preventiva en la Penitenciaría Femenina por supuestos hechos de corrupción, es víctima de persecución y de la ilegalidad que a su juicio representó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) porque está seguro que las acusaciones planteadas violentaron el debido proceso.

Además ha venido denunciando que la MACCIH fue un pacto político entre el supuesto narcotraficante Hernández Alvarado y el ex secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Este pacto implicaba solo perseguir a los adversarios de Hernández Alvarado, pero no tocar su gobierno.

Con esta motivación, Lobo Sosa plantea que el Partido Nacional debe sentarse a dialogar. “Eso se trata de que nos sentemos y hablemos las cosas y dejamos todo y revisemos todo y sobre todo si es necesario que haya un cambio en las estructuras del Partido Nacional pero mirando hacia el futuro”.

Según Lobo Sosa, deben dar más oportunidad a jóvenes y a las mujeres que son fundamentales para que el partido tenga una imagen diferente. Personas que “no estén vinculadas a todo el pasado funesto para el Partido Nacional”, propuso Lobo Sosa.

Es necesario recuperar los principios que se perdieron en los años en que Hernández Alvarado gobernó porque tiró al cesto de la basura, los valores como el respeto a la dignidad de la persona humana, la solidaridad que la da el hecho de reunirse con diferentes grupos de la sociedad. Todo eso Hernández “lo violento, lo tiró al cesto de la basura, no hay que volver a eso, porque el Partido Nacional no es un partido criminal, eso no existe lo que sí existe, podemos haber sido personas que hemos sido señaladas que hemos sido, pero la Constitución nos dice que nadie es culpable hasta que no ha sido vencido en juicio; pero aparte de todo eso, el partido no tiene la culpa, el partido tiene sus principios”.

Lobo Soso cuestionó que hubo declaraciones de Tomás Zambrano de que no habrá elecciones internas para elegir a las autoridades y las candidaturas del Partido Nacional.

  • Incorporar más jóvenes, combinar con gente de experiencia
  • Renovar el Partido
  • Cambiar la mentalidad para que cuando una persona llega a un cargo público, llegue a servir.
  • Un cambio generacional, un cambio de mentalidad con una nueva generación de políticos
  • Recuperar los valores y situar en el centro del partido el respeto a la dignidad humana

Noticias

Nuestras redes

SeguidoresSeguir
SeguidoresSeguir
SeguidoresSeguir
SeguidoresSeguir
SuscriptoresSuscribirte

Noticias

Investigaciones

Internacionales

A %d blogueros les gusta esto: