Reelección de Juan Orlando Hernández «financiada por el narcotráfico» y hubo planificación de asesinatos de rivales

Durante el verano de 2009, el presidente hondureño en funciones fue destituido de su cargo tras un Golpe de Estado. Después del Golpe, Tony Hernández se reunió con el alcalde de El Paraíso, Copán para discutir la situación. El acusado indicó que el Golpe de Estado había mejorado las posibilidades de que Pepe Lobo y JOH ganaran en las elecciones a finales de ese año, y reiteró su interés en una asociación de narcotráfico, según la Fiscalía de Nueva York.