“Me dieron…me estoy desangrando”

La serie Últimas Noticias de la Libertad, ilustradas por el caricaturista Allan Mc Donald e investigada por el equipo de RI, revela por dentro la impunidad en muerte y en las agresiones más graves contra la prensa hondureña. La imagen central de esta serie es el periodista Geovanny Sierra, herido con armas del Instituto Nacional Penitenciario, el 26 de noviembre de 2018. Su caso està impune.

Tegucigalpa, Honduras (Reporteros de Investigación). La bala criminal del Instituto Nacional Penitenciario (INP), un órgano del Estado de Honduras, fue certera. Hirió el brazo con el que el periodista escribía. Su impacto sangriento fue más rápido que el sonido de la explosión.

Desde ese día, su familia ha recorrido un camino de sacrificio, dolor y preocupación. Desde ese día, la bala explotó contra periodista y estalló en la vida de su hermana cuya existencia  ha girado en torno a evitar que él pierda su brazo.

El periodista lleva ya seis meses con varios tratamientos médicos para salvar esta parte de su cuerpo. La última operación le cuesta 300,000 lempiras (más de 12,000 dólares) que Sierra no tiene y el tiempo corre mientras el riesgo de perder su extremidad superior, aumenta. Los agresores mientras tanto,en la impunidad.

Durante los primeros instantes después del ataque en su contra, ocurrido la noche del 26 de noviembre de 2018, su hermana, Lilian Molina, sufrió una de las peores angustias de su vida.

Molina estaba escuchando la transmisión que su hermano hacía por la televisora UNETV relatando la protesta, a un año del proceso electoral que la oposición califica como fraude electoral.

Sierra había recibido gas lacrimógeno que los custodios penitenciarios lanzaron sin importar que él transmitía en directo. De repente, durante la transmisión, se convirtió en noticia de su propio relato cuando desde un bus amarillo, los custodios estatales empezaron a disparar:

“Oígan los disparos…¡jue pucha ah,!Me dieron, me dieron, me dieron, me dieron a los que están viendo, me dieron, ¡Dios mio guardanos señor guardanos padre! Me dieron, me dieron me estoy desangrando, me dieron en mi brazo derecho, no lo siento ya, mi brazo, me dieron…estoy bien, solo que me dieron”.

El periodista fue trasladado por los protestantes hacia un hospital público; desde su lecho, ha ido mostrando a  través de sus redes sociales, las fases de su travesía mientras tanto ha tenido que declarar dos veces en el sistema de justicia penal. Un dictamen de Medicina Forense, aún pendiente, impide que el proceso avance.

La reserva oculta negligencia

Reporteros de Investigación solicitó a la Fiscalía conocer cómo avanza el proceso de investigación de este crimen, pero por medio de una resolución de la Dirección de Fiscalía informaron que esta es información reservada.

Descargar en PDF denegatoria de información relacionada con investigaciones de la Fiscalía para conocer cómo avanzan investigaciones por atentados criminales, con arma de fuego, contra periodistas Félix Molina y Geovanny Sierra. Puede descargar PDF en siguiente enlace:

Resolución DGF-361-2018 Lic. Wendy Funes

La negligencia en la investigación criminal para dar con los agresores del periodista Geovanny Sierra y para garantizar su derecho a la verdad y a la reparación caracterizan todo el proceso de recuperación del reportero.

Cubrir una protesta casi le cuesta la vida.

Post del periodista en su red social.

Con toda la impunidad que garantiza el sistema, el Instituto Nacional Penitenciario (INP), se atribuyó el hecho mediante un comunicado en el  que decían que dispararon para evitar el escape de privados de libertad. Desde su lecho, Sierra desmintió que el bus llevará internos, solo iban militares, dijo.


Post del periodista en su red social.

Comunicado del INP
El Instituto Nacional Penitenciario (INP a la ciudadanía en general informa:

1.- Que hoy lunes, siendo las 6:15 pm, a inmediaciones del bulevar Fuerzas Armadas una turba de manifestantes atacó el autobús del Instituto Nacional Penitenciario (INP), en el cual se transportaban agentes penitenciarios que resguardaban a ocho (8) privados de libertad, todos acusados por el delito de extorsión y provenientes de las audiencias en los diferentes Juzgados capitalinos.

2.-  Que los manifestantes lanzaron  piedras quebrando los vidrios de la unidad del transporte y se abalanzaron  a la misma para liberar a los privados de libertad que eran transportados a la Penitenciaria Nacional de Tamara, Francisco Morazán.

3.- Que ante tales acciones violentas, los agentes penitenciarios usaron los recursos que tenían a su disposición para advertir y disuadir a los atacantes, cumpliendo con su deber para salvaguardar su integridad física y la de las personas privadas de libertad que eran transportadas en la unidad de transporte.

4.- Que lamentablemente resulto herido el periodista Geovanny Sierra, quien también cumplía con su deber de informar a la población hondureña y de quien estaremos pendiente para su pronta recuperación.

5.- El Instituto Nacional Penitenciario (INP), se compromete a realizar las investigaciones de los hechos suscitados esta noche y reitera su fiel cumplimiento en respetar los derechos constitucionales, entre ellos, el derecho a la vida y el derecho a la protesta sin violencia ni la obstaculización del libre tránsito.

Tegucigalpa, M.D.C, 26 de noviembre de 2018.

1 Trackback / Pingback

  1. Militares, policías y la DEA enredados en crímenes contra periodistas – RI

Deja un comentario