Anuncios
En este instante

Cuando muere un amigo intachable

issaPor Issa Elizabeth Alvarado Montoya

Cuando muere un  Amigo intachable, honesto de mi país, como fue el Director General de la Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), General (R) Julián Arístides Gonzales Irías, es difícil de olvidar, cómo olvidar ese 8 de diciembre del año 2009,  este día quedará marcado hasta mi muerte.

El decente y querido amigo siempre estará vivo en mi corazón,  nunca lo  olvidaré, él que siempre demostró valentía, fidelidad y su profundo  amor por nuestra querida Honduras es el caso de mi amado y adorado amigo  Julián Arístides Gonzales Irías.

Justo ese fatal  día que asesinan brutal y cobardemente  a este héroe nacional,  me encontraba gozando de mis vacaciones laborales, como a eso de las 8:30 de la mañana pasaba por mi oficina de Relaciones Publica,  con la idea de saludar a mis compañeras y compañeros de labores porque después iba a desayudar con mis menores hijos que me acompañaban.

Justo cuando me estacionaba salía descontrolada mi compañera Lorena Cálix totalmente desconsolada, lloraba y lloraba, le pregunté, Lorena qué le pasa.

-Acaban de matar a nuestro amigo, el general González.

Yo quedé perpleja, muda, impresionada, no sabía qué decir  mientras  mis niños permanecían en mi vehículo, yo no sabía  qué hacer,  la veía que salía corriendo sin  ningún rumbo,  detrás de ella  Melvin Duarte también llorando, le decía:

-Lorena contrólate consigamos carro y nos vamos, no nos podemos ir caminando hasta El Guanacaste. Fue  un momento doloroso. Todos los de mis oficina, llorábamos inconsolablemente, al final Lorena y Melvin se fueron al lugar de los hechos y yo me regresé a casa a dejar a mis niños.

Como olvidar aquel hombre del piel trigueña, con aquella elegancia y con la firmeza con la que se caracterizaba siempre, con aquel molde  de honradez, inteligencia, caballerosidad, recuerdo que nos llegaba a visitar, ingresaba a la oficina muy alegremente saludaba, buenos días señora Iris Berríos están los muchachos y ella le contestaba, sí general pase adelante, recuerdo cómo nos decía, cómo están muchachos, vengo a reunión con el fiscal general, pero primero visito a mis amigos de Relaciones Públicas y compartía hasta una taza de café con nosotros los del departamento.

Ya son ocho años de su  partida y mis compañeros de labores  y colegas que cubrían el  Ministerio Publico en ese entonces no me dejaran mentir, otro General (R) Arístides González Irías no habrá nunca más en  este país, no era muy amigo de los periodistas era un hombre muy esquivó prudente en su trabajo  pero cuando daba sus intervenciones eran conferencias magistrales los mismo colegas lo comentaban, y por más que le preguntaban nunca revelaba lo que hacía o lo que iba hacer.

Este héroe dio su vida por ver un país sin drogas, él solo cumplía una misión. Hacer su trabajo de forma trasparente nunca se vendió nunca se prestó para hacer trabajos a un determinado sector de la sociedad, para él todo el que incumplía la ley tenía que responder, no le importaba la clase social a la que pertenecía, solo hacia su trabajo por amor a su querida Honduras.

Yo conocí al general cuando estudiaba  en la Universidad  en 1991 ya que mi amiga Chuy era esposa de un oficial del ejército, siempre me invitaba a los ascensos de su esposo el  General Jorge Abelardo Andino Almendarez, ahí conocí al General González un hombre con una seguridad militar  impecable  que por su carácter  duro, estricto, lo apodaban El  Tieso, como periodista cuando él fue sub jefe de las Fuerzas Armada de Honduras en el año 1999 al 2001 constantemente leía y analizaba sus declaraciones y siempre le corría en sus venas  el amor a la milicia, él fue fiel hasta el día de su muerte. Lastimosamente, ellos lo defraudaron. Teniendo un cuerpo de Inteligencia nunca investigaron la muerte su compañero. Un héroe nacional. Pero él está en la paz del señor.

Los compañeros del Ministerio Público saben que el general era un hombre de pocos amigos pero  nosotros sí fuimos  sus amigos de verdad, “hay un dicho que dice uno no escoge a su familia pero sí a sus amigos”. Gracias mi general por su linda amistad y como dice el Papa Francisco, es importante tener amigos en quien poder confiar, lastimosamente usted ya no está acá con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: