Anuncios
En este instante

La dictadura y la muerte de la vida pública

Por: Rossel Montes
La dictadura está consolidada, instaurada, transformada en una maquina de aniquilación de la vida, de la vida orgánica del ser social, de lo que da vida a la sociedad hondureña. Parece imparable, parece una avalancha o una demoledora que no encontramos como parar. Se puede ver y sentir en la vida orgánica de la sociedad un paraje desolador, donde no sabemos a dónde ir, que rumbo tomar, las fuerzas políticas opositoras están por detrás de la fuerza que organiza la violencia que ejerce el régimen autoritario y las andanzas del juanorlandismo.

Se acaba de celebrar elecciones en Costa Rica, un país que goza por el momento de algunas prerrogativas de la democracia liberal y sus bienaventuranzas como régimen procedimental. Un escenario en Costa Rica donde ganó el centro izquierda ante el fundamentalismo de derecha, nos parece algo de buen augurio, ya que nosotros anhelamos una democracia relativamente estable, al menos una democracia liberal, pero que funcione.

El sistema político de Costa Rica se encuentra en otra dinámica, distinta a la nuestra, goza de relativa buena salud, ambos partidos de derecha y no son una amenaza latente para los intereses geopolíticos de EEUU en la región. Sin embargo, Honduras se encuentra en la encrucijada del autoritarismo, unas instituciones totalmente coaptadas por el poder fáctico del ejecutivo y que responden a los intereses de las élites y las necesidades geoestratégicas del consenso de Washington.

No casual y es necesario encontrar las actuales contradicciones del movimiento social en la historia, en lo histórico-social, que el proyecto del Juanorlandismo responde a necesidades muy especificas, a saber: la de detener el avance de la izquierda y los movimientos sociales que tomaron fuerza luego del Golpe de Estado del 2009 y todo el movimiento socio-político que acuerpa la posibilidad de acceder al poder por la vía electoral. En el siglo XX se dan ejemplos muy claros de la aparición de dictaduras como bien lo argumenta Herbert Marcuse y esa unidimencionalidad del hombre del siglo XX, la sociedad represiva necesita del autoritarismo cuando el capitalismo se ve amenazado por fuerzas que pueden destruir las relaciones sociales y todo el sistema imperante.

Es necesario para la ciencia social, la sociología, ciencia política y la historia, rastrear y analizar el proyecto o mejor dicho anti-proyecto destructivo de la vida pública del Partido Nacional. La historiadora Ethel García en varias de sus obras hace un estudio sobre la vida política y las practicas electorales en Honduras. Revisando la bibliografía en general se puede ver que los proyectos autoritarios han estado a la orden del día en nuestro Estado-nación, ¿Es un Estado nación? Se preguntaba Juan Arancibia y así muchos historiadores, del siglo XIX y XX, Hay que recordar que el avance el liberalismo en la provincia de Honduras inicia realmente con las Cortes de Cádiz para desembocar con la ruptura independentista y la construcción de la Confederación centroamericana, donde se intento crear una república democrática, tal fue el sueño de José del Valle y Francisco Morazán, asesinado precisamente por intentar mantener única a esta región.

Luego el intento de la reforma liberal, que antes había sido atacado por un periodo “anárquico” donde se mezclamos el liberalismo incipiente con las ideologías conservadoras ligadas a las clases terratenientes. Las practicas electorales en el siglo XX fueron incipientes, pero que aun así coadyuvaron a la construcción de un insípido sector publico (Mario Posas) para fuego pasar al siglo XX donde los intentos de desarrollar la cultura democrática y la participación ciudadana fue entorpecida por la arremetía de dictaduras al servicio del capital trasnacional con las economías de enclave y las élites de turno. Todo esto nos conecta con el neo-autoritarismo del anti-proyecto del Juan Orlando, el partido Nacional y EEUU. El breve interregno de democracia representativa de partidos desde 1982 fue interrumpida por el Golpe de Estado del 2009 donde se evaporó en un instante lo que se había construido décadas atrás.

La pregunta es ¿Cómo es posible que no hayamos podido construir un Estado fuerte y capaz de mantenerse fortalecido contra el autoritarismo y su posible evaporación? ¿Cómo es posible que en un instante se retroceda casi un siglo? En este sentido como bien diría Jurgen Habermas, el proyecto de la modernidad con sus postulados de igualdad, emancipación y liberación están totalmente vigentes en una sociedad hondureña que pide a gritos la democratización de sus arcaicas estructuras. Evidentemente que los postulado de liberación y democratización no saldrán jamás de los proyectos oscuros de las retrogradas oligarquías “nacionales” que de nacionales no tienen nada y peor aún, de un Partido que se hace llamar Nacional pero que ha cedido el territorio nacional al mejor precio, y en esto liberalismo y nacionalismo son tan culpables.

El proyecto del juanorlandismo a arremetido contra toda la sociedad, llevando al extremos los postulados del neoliberalismo, agudizando un anarco-capitalismo y profundizando un narco-Estado, lo cual es la antítesis de la construcción de una democracia fuerte y una cultura democrática, recordando que cultura democracia es todo movimiento que ayude a la creación de una fuerte tradición en la participación, educación y formación de los ciudadanos, el ciudadano debe participar de la vida política y la vida pública, ya que en esa medida este puede ejercer sus derechos y obligación y crear una acción social y comunicativa que fortaleza las instituciones, la dialéctica sociedad civil-estado.

El partido Nacional ha devenido en una amenaza y un obstáculo para desarrollar el país por la senda de la democracia, democracia que los Costarricenses gozan actualmente, una democracia incipiente pero que respete las más elementales prerrogativas, lo cual nos hace estar muy lejos de ellos. Solamente con la creación de un bloque histórico, con una izquierda que entienda que la hegemonía se construye antes de la toma del poder y debe de consolidarse permanentemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: