Capítulo 1

Caballeros De Lepaera

                                                                                                                                  Parte 6

                                                                                                                           

                                                                        El Rojo empezó a invertir para tener control político y judicial, pero al final fue extraditado         

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. Antes de esta estela de muertes, Don H había sido un hombre poderoso. Su ruina fue emplear a El Rojo, según el Libro Tierra de Narcos, del periodista Óscar Estrada.

¿Cómo es que todo el que traicionaba a Don H moría y El Rojo, no? pues porque quedó del lado correcto: protegido bajo la sombra del clan Hernández Alvarado.

En 2010, el Golpe de Estado acababa de ocurrir en Honduras, el Partido Nacional había ganado las elecciones. Y El Rojo llevaba ya cinco años financiando a los hermanos Hernández Alvarado.

“En 2005, HERNANDEZ aceptó aproximadamente $40,000 en ganancias del narcotráfico de Víctor Hugo Díaz Morales, a/k/a «»El Rojo»» («»Díaz Morales»»), el exlíder de una red de narcotraficantes organización con sede en Honduras y Guatemala, cuyo soborno se pagó a través de (Tony) Hernández Alvarado”, dice la acusación contra Díaz Morales.

Desde 2004 y hasta 2016, Díaz Morales, El Rojo, y Hernández Alvarado trabajaron juntos para transportar a través de Honduras aproximadamente 140 000 kilogramos de cocaína con destino a Estados Unidos (140 toneladas).

En 2009, HERNANDEZ comenzó a hacer campaña para convertirse en presidente del Congreso Nacional de Honduras. Esta vez, Díaz Morales entregó aproximadamente $100,000 en ganancias del narcotráfico a Hernández Alvarado.

El candidato a diputado Juan Antonio Hernández pedía dinero a los narcotraficantes para apoyar a su hermano Juan Orlando Hernández que llegaría a ser el presidente del Congreso Nacional.

San Marcos de Colón

San Marcos de Colón es una tierra de vapor caliente. Está a 575 kilómetros al sur de Copán. El Rojo se movió de Copán, en el occidente, para la zona sur de Honduras, a San Marcos de Colón, Choluteca. Ahí obtuvo dinero y conexiones políticas con el clan Hernández Alvarado.

Empezó a  dedicarse al robo de ganado y a traficar drogas en tierra virgen hasta entonces. San Marcos de Colón se convirtió en parte de su dominio, allí trabajó junto a Los Pinto, incluido el yerno de Mauricio Oliva, el hombre que Juan Orlando Hernández pondría de presidente del Congreso Nacional.

“Juan Orlando Hernández pretendía imponer a Mauricio Oliva como presidente, y para obtener el apoyo de las otras bancadas, comenzó a ofrecer dinero a varios diputados para que vendieran su voto…Freddy Nájera mencionó que días antes Juan Orlando le había ofrecido a él y otros dos diputados liberales, una suma de sesenta millones de lempiras para que apoyaran su propuesta”, dice un fragmento del juicio de Fredy Nájera en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Un investigador, uno de esos héroes anónimos, que trabaja en la zona sur de Honduras, aún amenazado a muerte por su trabajo contra estas estructuras, documentó el nacimiento de El Rojo y las primeras operaciones. Un reporte que elaboró para sus superiores dice:

“Alias El Toro Pinto y Copaneco, organiza eventos, reuniones en todo el departamento de Choluteca quien se está extendiendo en bienes los municipios de El Triunfo, Namasigüe. En El Triunfo y Namasigüe tiene la mayoría de sus haciendas y su domicilio se ubica en el barrio El Progreso”. El reporte dice que estos personajes llegaron a estas tierras después de 2006.

Yerno del presidente del Congreso 2014-2021

Primero se traslada Pinto, desde Copán, a Choluteca. Era yerno de Mauricio Oliva. Pinto llega como ganadero, manda a construir propiedades, el ganado lo pagaba doble. Si costaba cuatro mil, lo pagaban a ocho mil, abren trochas o carreteras ilegales en las zonas fronterizas con Nicaragua. Forma hacienda en Namasigüe. Empiezan a llevar marihuana para Nicaragua porque si una libra de marihuana en Olancho cuesta 400 lempiras, en Choluteca 1400, en Nicaragua podía llegar a costar 1800 lempiras.

El investigador de la Secretaría de Seguridad mientras tanto averiguaba en las comunidades y empieza a documentar las andanzas de una persona llamada Marcos. El jefe policial, Juan Carlos Bonilla, El Tigre Bonilla, ahora extraditado, lo llamó a Tegucigalpa y le levantó un expediente disciplinario para proteger a Don Marcos, cuenta el investigador.

Pinto se convirtió en el superior de una estructura en la que seguía El Rojo y un nicaragüense llamado Armando Espinoza, sigue relatando el investigador amenazado.

El rojo un buen manejo de las Finanzas

Pero El Rojo siempre mantenía bajo perfil. En las zonas montañosas de la aldea Santa Rita, El Rojo y sus aliados circulaban con dólares que traían desde Nicaragua, contó el investigador.

Les gustaban las mujeres, los caballos y el jaripeo. Tierra de Narcos, dice que El Rojo era el que invitaba a la fiesta. Y en ese ambiente le entró el gusanito de la traición contra su patrón Don H.

«Don H reconoció que Rojo contaba con las cualidades administrativas de las que él carecía, especialmente en el ordenado manejo de las finanzas”. “Rojo manejaba todo lo de Don H, pero luego tomó su negocio, gracias a un estricto control de las finanzas, con libretas contables en las que detallaba regalos a colaboradores, gastos y ganancias que reportaba a su jefe. Si no lo hubiera hecho así, habría muerto”, dice Tierra de Narcos.

Entre los regalos que contabilizaba El Rojo está un Mitsubishi Sportero que le dio a quien más tarde sería su alfil en el Poder Judicial.

La estela de muertes en San Marcos de Colón

El Rojo traficaba entonces en San Marcos de Colón junto a una persona con el alias de Manteca. Se dedicaban al tráfico de armas, tráfico de drogas. Alias Manteca fue asesinado.

El asesinato no quedaría impune. Desde Colombia –dice el héroe anónimo– su hijo está mandando a matar. Mostró el vídeo de un hijo de Manteca, junto a un hombre que imita a Pablo Escobar y hace broma diciendo que ordena más muertes.

Las bromas tienen sus consecuencias reales y actuales. El 10 de agosto un hombre fue acribillado en San Marcos de Colón Choluteca. Al día siguiente, la municipalidad declaró emergencia por sicariato.

La policía registró que a las 9:00 horas en la aldea Los Encinos, El Rodeo, municipio de San Marcos de Colón, Choluteca, falleció de manera violenta el señor Pablo Antonio Aguilar Domínguez de 62 años, de oficio guardia de seguridad.

“Según información recabada dicho hecho fue por motivado por robo del Arma de fuego,  el occiso trabajaba como guardia de seguridad en la Empresa Caribian, y portaba el arma de fuego asignada,  la cual no se encontró”, cita el informe policiaco.

Emergencia por sicariato

El mismo 11 de agosto que RI visitó el sur del país, la Corporación Municipal, liderada por alcalde de San Marcos de Colón, José Douglas Ordóñez, declaró emergencia por sicariato, según el Acta No. 14. El jefe policial de Operaciones en Choluteca, subcomisario Elson Ozair Torres Cruz, confirmó que el alcalde denunció que sufre amenazas a muerte y es protegido por la Policía Nacional. “Estamos realizando un análisis de riesgo a lo que es el alcalde de San Marcos de Colón”.

«La Policía de Investigación asimismo como la  Dipamco y la policía de inteligencia están realizando diferentes análisis de campo; asimismo como investigaciones relacionadas a estas amenazas, que ha recibido el alcalde de esa ciudad, porque sí hay varias bandas de las cuales, pues, ya se tienen identificadas en esa zona de San Marcos de Colón; incluso, la Dipamco, que antes era Antimaras y Pandillas, ha realizado varios operaciones policiales en la zona y se ha detenido varias personas que en estos momentos, pues están puestas, a la orden ya de la Fiscalía del Ministerio Público y están siguiendo un proceso penal».

El sub comisario Torres Cruz explicó que Choluteca es una tierra con crecimiento demográfico, con más de 180,000 habitantes y con una población flotante que sobrepasa las 10, 000 personas que llegan diariamente al municipio, eso genera mayores incidencias.

Luego las mayores estadísticas son reportadas desde Marcovia, el motor económico de Choluteca. El oficial explicó que es un municipio con problemas por el narcomenudeo y homicidios.

En tercer lugar, San Marcos de Colón al ser un municipio fronterizo con Nicaragua reporta delitos de robo de ganado y este año la cifra de muertes aumentó en relación con 2021.

“Varias muertes dirigidas podemos decir que han sido planificadas por grupos criminales. En el año hemos tenido más de seis homicidios…Y estos seis homicidios, son muertes dirigidas”.

«Nosotros aquí, pues, donde estamos enfocados al narco menudeo», dijo el oficial porque hay varias estructuras o bandas criminales dedicadas a este ilícito. En los dos últimos meses han recibido golpes. Hay bandas como las denominadas del Pollo, Los Colombianos que se dedican al narcomenudeo en los municipios de Marcovia y en San Marcos de Colón, así como en otros municipios aledaños.

«En los últimos meses, podemos decir que ya llevamos más de 30 casos remitidos a Fiscalía».

Caballeros de Lepaera

Serie narcopolítica

Me gusta esto:

A %d blogueros les gusta esto: