En este instante

Estados Unidos impulsa Golpes de Estado en Honduras desde los años cincuenta

LOGO_2_554X465Este trabajo es una investigación documental de la histografía del Siglo XIX y XX, realizada en las bibliotecas de la UNPH y de la UNPFM.

Mientras fallecía Marco Aurelio Soto precursor de la Reforma Liberal en el país, nacía Ramón Villeda Morales, en Ocotepeque el 26 de noviembre de 1908. Fue presidente del 21 de diciembre de 1957 al 2 de octubre de 1963.

Tegucigalpa, Honduras. El escritor Ramón Amaya Amador en su novela Operación Gorila recrea un cruento golpe de Estado que forma parte de una serie de golpes, en la década de los 60, ocurridos en América Latina con el impulso de Estados Unidos.

Los historiadores nacionales dan cuenta de que el 21 de octubre de 1956 ocurrió un golpe castrense: la primera irrupción directa de los militares en el gobierno y se consumaba así el primer acto de fuerza real del ejército para disponer de un gobierno.

El golpe de Estado fue contra Julio Lozano Díaz, el 21 de octubre de 1956. En esta fecha se abre un capítulo de golpes militares para Honduras que duró hasta 1982 en que se inició la era con el período de estabilidad democrática más largo del país.

La democracia electorera se mantuvo inalterable desde 1982 hasta 2009 en que nuevamente los militares apoyados por Estados Unidos, dieron un nuevo golpe de Estado en Honduras. El golpe de Estado es calificado como la nueva era de “golpes suaves”.

Mientras tanto, la era de golpes militares en el año 56, fue iniciada por el general  Roque Jacinto Rodríguez que sucedió a Lozano Díaz. Después el general Rodríguez fue separado de la denominada Junta Militar del Gobierno, al surgir contradicciones en su seno.

Lozano Díaz entró al poder porque supuestamente lo dejó Juan Manuel Galvez por enfermedad, a pesar de ser el vicepresidente de la República en ese entonces, hubo un rompimiento del orden constitucional porque no hubo acuerdo en una reunión de la Asamblea Nacional Constituyente para designar al sucesor de Gálvez, porque los diputados nacionalistas no llegaron, lo que le permitió a Lozano Díaz hacerse del poder de forma total.

En sus estudios sobre la militarización de Honduras, Matías Funez comparó a Galvez con un espíritu similar al de Somoza en Nicaragua y Trujillo en Dominicana.

20161004_101849

Lozano Díaz sediento del poder, quiso legitimarse y “constitucionalizarse” con unas elecciones amañadas, ganadas por unos 300,000 votos de diferencia por su Movimiento Nacional Reformista para la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

Este hecho motivó a las Fuerzas Armadas a dar su primer golpe de Estado, producido el 21 de octubre de 1956.

El cruento golpe de Estado del 63

El 21 de octubre de 1957 se declaró instalada la Asamblea Nacional Constituyente que eligió como presidente a Ramón Villeda Morales el 15 de noviembre de 1957 y decidió que el nombramiento se haría efectivo a partir del 21 de diciembre de 1957.

Se declaró Día de las FF- AA. El 21 de octubre de 1956 «por haber dado fin a la dictadura».

Según los historiadores, Villeda Morales era apoyado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Durante su mandato aprobó decretos para fortalecer las Fuerzas Armadas y repeler ataques “subersivos”, creó la Ley del Seguro Social, Reforma Agraria, fomento industrial y Código del Trabajo.

En julio de 1959, restringió la circulación de literatura que se consideró contraria al sistema democrático, en 1961 suspendió relaciones con Cuba y suscribió el Tratado de Integración Económica Centroamericana, centralizó el pago a maestros, pavimentó la carretera al sur y a occidente.

Pese a su papel, el 3 de octubre de 1963, Ramón Villeda Morales sufrió un sangriento golpe de Estado, su Guardia Civil fue asesinada, el más beneficiado por el golpe fue el jefe de las Fuerzas Armadas, Oswaldo López Arellano, los militares contaron con el apoyo del Partido Nacional, según la histografía oficial.

La misma suerte vivió el Presidente del Congreso Nacional, Modesto Rodas Alvarado, se perfilaba cómo seguro próximo Presidente de Honduras. Siendo este uno de los golpes más famosos que ha recibido en su contra el Partido Liberal, y curiosamente se habla de presuntas traiciones de liberales, cómo la de Óscar Flores, padre del expresidente Carlos Flores, quién siendo parte del gabinete de Villeda Morales, supuestamente se confabuló con los militares para dar la asonada.

Villeda Morales fue exiliado a Costa Rica, pero a juicio de la periodista Iris Mencía, hay evidencia de que lo ocurrido con Villeda Morales fue un autogolpe.

El discurso de Villeda Morales tras el golpe del 63:

Cuando en solemne ceremonia asumí la presidencia de Honduras, dije ante la emoción de 20, 000 espectadores y frente a la presencia de numerosas e ilustradas representaciones de Estados amigos, que como centroamericano, como americano de ardiente pasión democrática, experimentaba la satisfacción de confirmar que América era el continente de la libertad porque confiaba su destino a la voluntad soberana de los pueblos.

Seis años después, el panorama de América ha experimentado una transformación que pareciera abocarnos al continente del liberticidio. Ocho golpes de estado han tenido verificativo en las Américas del Centro, Sur e Insular. Un tiro de gracia a la democracia en Cuba (decía en referencia a la Revolución Cubana). Un golpe de lesa-humanidad inferido por las balas asesinas que extinguieron la vida luminosa del presidente Jhon F. Kennedy.

Frente a este golpismo galopante cabe preguntar si tales aberracones tienen idénticos orígenes y similares consecuencias…varían en cada caso, pero que tienen un denominado común; todos han sido consumador por personas que visten uniforme militar.

El caso de Honduras, el más reciente y Dios mediante el último, reviste las características de un vulgar cuartelazo. Se consumó el acto criminal a 10 días de los comisiones generales, cuando el pueblo había sido convocado a elecciones. Cuando al presidente de la República le faltaban 67 días para cumplir su mandato constitucional y entregar el poder a su sucesor legal, según la historia contada en el siglo XX.

Durante el período de Villeda Morales, se creó la Constitución de Honduras de 1957, en la que se cambió la constitución anterior, promulgada durante el gobierno de Tiburcio Carías Andino. De esta forma se pasaba a una nueva Constitución en la que se prohibía la reelección presidencial.

20161003_143233No obstante, la prohibición de la reelección presidencial fue abolida por el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, apoyado por el gobierno estadounidense.

Los golpes de Estado se reactivaron en el continente americano ante el avance de gobiernos progresistas, entre 2009 y 2016 ocurrieron tres golpes de Estado, similares al ocurrido en 2009 en Honduras.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: