En este instante

El pueblo occidental con “pena de muerte” para las mujeres

Este reportaje de investigación fue financiado por la Asociación Calidad de Vida como parte de la investigación Situación de la Niñez Huérfana a causa de Femicidios.

“Te voy a dar donde más te duela”

Por Wendy Funes

Tegucigalpa, Honduras. El viento movía con suavidad las flores silvestres, de color amarillo, que crecieron a la orilla de la entrada del pueblo a merced de la lluvia y el sol. Frente al sendero asfaltado, rodeado por pinos de la Reserva Biológica de Opalaca, la primera impresión fue de soledad.

San Miguelito (4)No había casi nadie en esta calle a esta hora de la mañana, eran como las 9:00. A medida se camina, aparecen las primeras casas repelladas con cemento y a veces con cal, a veces adornadas con jardín. En el centro cerca de la alcaldía, algunos hombres conversaban en vía pública. Los espacios en la calle estaban ocupados por hombres, en el transporte público hacia la zona se trasladaban campesinos olientes a alcohol, con la mirada escrutadora y atónita al ver a una mujer viajar sola.

Es un pueblo con 3595 hombres y  3593 mujeres, según el censo municipal. Aquí, en este pueblo que en el siglo XVIII tenía un nombre indígena que significa los Guacales y que luce tan apacible; en estos 160.9 kilómetros cuadrados, matan más mujeres que en otras zonas del país.

Las asesinan casi siempre con armas de fuego, a veces con machete de los que usan para limpiar las milpas de maíz, frijol, papa, yuca u hortalizas. Cuando las matan, las hieren en el tórax, en la cabeza, las estrangulan con cinta de zapatos, las golpean; en algunos casos los hombres se esconden en matorrales y desde ahí atacan. La información recolectada en la zona es además confirmada por las estadísticas del Ministerio Público y por las autoridades locales.

Hay casos tan grotescos como el de una comerciante, violada, estrangulada con su misma ropa interior y cuyo cadáver dejaron amarrado a  la pata de una mesa. Y en otros casos, el asesino contrató sicarios en las zonas urbanas de Honduras para que llegaran hasta este municipio rural a asesinar a una mujer.  Entre 2012 y 2017, el Ministerio Público además realizó el levantamiento forense de dos mujeres que decidieron quitarse la vida, una se mató con una cuerda y otra ingirió plaguicidas.

Esta mañana de octubre en el comedor público, atendido por una mujer mestiza, dos hombres con rasgos campesinos, platican sobre una guitarra. Y las bondades o maldades de las que hablan,  giran en torno al pene y a la virginidad.

-Me han hecho pija,  dice uno de los hombres. (La frase quiere decir me hicieron un gran daño, la palabra pija se refiere al órgano masculino).

-¿Por qué?, pregunta su acompañante.

-Virguita tenía una guitarra y me la arruinaron, responde. (Virguita quiere decir muy nueva y sin defectos, la palabra se refiere a la virginidad de la mujer).

Pena de muerte fáctica

Acá, no hay pena de muerte legal decretada para las 3593 mujeres que habitan el pueblo – como ocurre en el Islam- pero las deudas de los hombres, se cobran con la vida de las mujeres y cuando hay rumores de infidelidad femenina aunque no hay leyes para castigarla con la muerte, las mujeres son asesinadas y el crimen es legitimado por el silencio y  la impunidad.  Los crímenes no trascienden. Las violaciones también son comunes y tan normalizadas que pocas veces alguien se atreve a denunciar al agresor.

¿Y por qué es que matan a las mujeres  en San Miguelito? Si es una zona del occidente de Honduras, ubicada en un departamento con población indígena y con una tasa baja de homicidios, que tiene belleza natural y un bosque petrificado que, según sus autoridades, debería ser monumento nacional y sin embargo San Miguelito, un pueblo con 5 aldeas y 70 caseríos,  en 2015 tuvo la tasa más elevada por muerte de mujeres.

El Observatorio de la Violencia del Iudpas reveló en su más reciente boletín que en 2015  este lugar mostró una tasa de femicidios por cada cien mil habitantes mujeres, cuatro veces superior a la nacional, es decir, de 40 por cada cien mil habitantes mujeres en contraste con la tasa nacional de 10 muertes por cada cien mil habitantes mujeres.

La mayoría de femicidios ocurre en un contexto de violencia sexual manifestada en violaciones y en ensañamiento contra mujeres para vengarse de los hombres por vendettas y casos de venganzas personales. Las autoridades locales han detectado que las muertes ocurren por problemas como venganzas familiares, enemistades antiguas por herencias, pleitos por partidos políticos y hay amenazas que forman parte de la costumbre del pueblo como la frase: “te voy a dar donde más te duela” y así matan a las esposas, hijas y madres.

Otra causa detectada, es el alcoholismo, mezclado con la violencia doméstica. Ellas tienen miedo de denunciar, entonces es muy poca la cifra de mujeres que hubo denunciado violencia doméstica antes de su muerte. Las autoridades locales no llevan registros para precisar las causas de muerte y Medicina Forense únicamente detalla la manera de muerte que se registra como “homicida” sin contemplar desde el levantamiento estadístico, el femicidio.

Además, es muy común que las niñas sufran abuso sexual por parte de sus padres biológicos, padrastros, hermanos mayores y tampoco de este fenómeno existen estadísticas locales.

Los ataques no son cometidos por bandas, violadores en serie, asesinos en serie o personas ajenas a la comunidad sino que los crímenes ocurren dentro del entorno familiar y social cercano.

Cuando hay un femicidio, el levantamiento es realizado por las autoridades de La Esperanza, Intibucá. Por otra parte, el machismo es otra característica del patrón de agresiones, las mujeres temen denunciar, sus maridos las celan, asesinan y si la mujer trabaja o intenta salir del hogar y laborar en otras actividades las agreden. Hay casos de hombres que mataron a sus compañeras de hogar y el pueblo lo comenta, pero siguen libres por falta de testigos.

sm.JPG

La coordinadora de la Oficina Municipal de la Mujer (OMM) de San Miguelito,  Cendy Cantarero Reyes,  conoció en 2017 el crimen contra una mujer asesinada en la Feria de San Juan. A la víctima la violaron, le introdujeron un palo en su vagina, estaba golpeada; en otro de los pueblos, la víctima fue una muchacha embarazada y su hijo pequeño sobreviviente quedó sin su brazo.

Las relaciones con el pueblo de San Juan de alguna forma inciden en la muerte de mujeres porque hay una rivalidad histórica, de acuerdo con los registros locales.

Sicarios viajan desde las ciudades

romulo.jpg

Foto  HRN. En la gráfica el exalcalde de San Miguelito condenado por atacar a su suegra.  La mujer recibió diez disparos, dijo la policía.

El 7 de septiembre de 2017, el Poder Judicial informó que la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, por unanimidad de votos, condenó a una pena de 35 años de reclusión al ex alcalde de la comunidad de San Miguelito, Intibuca, Rómulo Reyes Martínez de 44 años de edad, como coautor del delito de Asesinato en perjuicio de Arleth Suyapa Flores Cantarero madre de su compañera de hogar, por el mismo delito fue condenado también como coautor el señor Merlin Omar Reyes Gómez, según hechos ocurridos en el mes de febrero de 2012.

El Tribunal de Sentencia tomó como  hechos probados que el 18 de febrero a eso de las 11:28 a.m. el señor Rómulo Reyes Martínez salió de la comunidad  de San Miguelito en compañía de Omar Reyes Gómez, con destino a la ciudad de San Pedro Sula con el propósito de contratar como sicarios a Wilmer Mendoza, Elvin Aracely Galeas y a Nazario Castro.

sm.JPG

Los tres fueron condenados,  según el expediente penal 20-16-2012. El ex alcalde de San Miguelito los contrató por cien mil lempiras (cinco mil dólares) para matar a Flores Cantarero.

“Es así que el día 21 de febrero tanto Omar Reyes como las personas contratadas por el señor Reyes Martínez se trasladaron en un vehículo tipo turismo color champagne con dirección a la Distrital de Educación de San Miguelito, lugar donde laboraba la víctima, esta vez acompañados de un menor, al día siguiente a eso de la 1:30 de la tarde  el señor Nazario Castro se bajó del vehículo en que se conducían todos, quien con un arma de fuego que portaba ingreso a dicho lugar y disparó varias veces en contra de la humanidad de la señora Arlet Suyapa Flores Cantarero quien producto de los balazos falleció en el acto, tras cometer el acto huyeron del lugar  pero fueron detenidos por agentes policiales del lugar que fueron alertados de lo sucedido cuando trataban de escapar”, dice el boletín judicial.

Rol de autoridades locales

Las autoridades locales que podrían trabajar para contrarrestar el femicidio carecen de mecanismos de protección; las autoridades que conocen los casos de Violencia Doméstica en la zona son la Policía, cuyos agentes a veces son denunciados por supuestas irregularidades; la OMM, el Juzgado local y la asociación civil,  Organización Intibucana Las Hormigas.

El Juzgado de lo Civil y Criminal, coordinado por la jueza Rosa Maricela Orellana Reyes, recibe las denuncias de violencia doméstica, los casos a veces son remitidos a La Esperanza, Intibucá, pero existe la percepción local de que las autoridades no les dan seguimiento, también en algunos casos se pide el apoyo del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh).

En el municipio además existe una Red Municipal de Mujeres, creada por la OMM en 2014, por el alcalde de la zona. La red está en un proceso de capacitación.

Las mujeres están organizadas en sus comunidades en grupos, tienen sus proyectos productivos, de emprendimiento, dirigidos por mujeres de la red.

En respuesta, los hombres comentan en el pueblo que van a crear una oficina parecida a la OMM para que sus derechos también sean escuchados.

El juzgado local generalmente conoce temas de violencia doméstica, alimentos, pensión y faltas, en la mayoría de casos.

Los datos del Juzgado indican que las principales causas por las que la gente acude a la justicia en San Miguelito son la desintegración familiar, consumo de alcohol, muerte de uno de los cónyuges, otra frecuente es sobre todo el consumo de marihuana, chicha, aguardiente, la falta de empleo, la situación económica y la violencia física, sicológica, y patrimonial.

En noviembre y diciembre, la gente tiene circulante  y aumenta la violencia con la ingesta de alcohol.

Según el libro del Juzgado de Paz de lo Criminal y Civil, en 12 años ha habido 258 denuncias de violencia doméstica, las denuncias aumentaron entre 2009 y 2014, luego decrecieron.

Libro del 12 de octubre de 2005, autorizado por la suscrita secretaria del Juzgado de Paz de lo Criminal y Civil del Municipio de San Miguelito, Intibucá. Registro de Casos de Violencia Doméstica
Año Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Sept. Oct. Nov. Dic. Total
2005 1 1 2
2006 1 2 2 1 3 9
2007 2 3 1 3 1 2 3 15
2008 1 1 3 3 2 2 3 1 1 17
2009 2 4 1 5 2 4 4 4 2 3 31
2010 3 4 8 4 2 3 1 3 4 1 33
2011 5 1 2 1 3 1 1 2 3 3 22
2012 3 1 9 5 4 4 3 4 1 34
2013 2 2 2 5 5 3 1 7 5 2 34
2014 6 6 1 4 2 2 3 1 4 1 30
2015 4 1 2 1 1 4 3 2 2 21
2016 1 1 2 1 2 7
2017 1 1 1 3
Total 18 23 18 29 21 29 26 26 21 14 19 13 258

Merady Dávila Cruz, es la coordinadora de la Red de Mujeres del municipio de San Miguelito. Cuando llegó al pueblo con su esposo, era víctima de todas las violencias, su esposo la abandonó y sus suegros la han querido sacar de la vivienda junto a sus hijos, ella ha sido fuerte y aun con las habladurías en el pueblo ha luchado para salir adelante, ahora dirige esta red de mujeres que le permite tener acceso a información.

«En un momento, hubo muertes seguidas y eso es porque bastantes mujeres vivimos solas y a veces la delincuencia se aprovecha de eso, las mujeres que en el centro del pueblo fueron asesinadas, eran mujeres luchadoras que pasaban haciendo oficios, tenían algunas comedores, entonces a veces las personas se basaban en eso por robarle algunas fichas».

La esperanza de Dávila Cruz es que puedan organizarse y luchar por sus derechos.

MINISTERIO PUBLICO

Oficina de Planificación Estratégica y Gestión de Calidad
Muertes violentas de mujeres por terceros en su contra o por ellas mismas
Años: 2008-2017*

Oficina
Forense
Fecha de levantamiento
Nombres
Apellidos
N* de
Levantamientos
(correlativo)
Enviado a realizar autopsia
Edad
Sexo
Manera de Muerte
Causa probable de muerte
Instrumento de muerte
Departamento
Municipio
Aldea/Barrio/
Colonia
SI/NO
Femenino
La Esperanza
22/02/2012
ARLETH SUYAPA
FLORES CANTARERO
9
SI
52
Femenino
Homicidio
TEC ABIERTO, HERIDA PENETRANTE DE CUELLO Y ESPALDA
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Barrio el Centro
La Esperanza
04/10/2014
BETY CAROLINA
HERNANDEZ ORELLANA
83
SI
17
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN CABEZA CON LESION DE ORGANOS VITALES
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Cegua
La Esperanza
06/04/2015
ENMANOEMI
BAUTISTA REYES
37
SI
26
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN TORAX CON LESION DE ORGANOS VITALES
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Chupucay
La Esperanza
03/05/2015
MARTHA ESTELA
REYES REYES
42
SI
40
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN TORAX CON LESION DE ORGANO VITAL
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Segua
La Esperanza
12/08/2015
CELINA
COLOMBINA NUÑEZ
96
NO
48
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN TORAX CON LESION DE ORGANO VITAL
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Laguna
Grande
La Esperanza
16/09/2015
DENIA REGINA
MARTINEZ GONZALES
83
NO
27
Femenino
Accidental
TRAUMA TORACICO CERRADO CON LESION DE ORGANOS VITALES
Vehículo
Intibuca
San Miguelito
Carrizal
La Esperanza
15/10/2015
REYES ANGELA
DIAZ CANTARERO
93
SI
23
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN TORAX CON LESION DE ORGANOS VITALES
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Chupucay
La Esperanza
23/11/2015
MERCEDES
ORBELINDA
VASQUEZ CANTARERO
111
SI
64
Femenino
Homicidio
ASFIXIA POR ESTRANGULAMIENTO
Cinta de Zapato
Intibuca
San Miguelito
Barrio el Guaje
La Esperanza
31/03/2016
DESCONOCIDO
DESCONOCIDO
41
SI
24
Femenino
Homicidio
HERIDA PENETRANTE EN CABEZA Y TORAX
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Cofradía
La Esperanza
28/03/2017
GRACIELA
CANTARERO AGUILAR
61
SI
19
Femenino
Homicidio
TRAUMATISCO TORACICO Y CABEZA
Arma de fuego
Intibuca
San Miguelito
Cegua
FUENTE; DEPARTAMENTO DE PATOLOGIA FORENSE MP

 

NOTA: La información que se les remite, es con la única que cuenta el Departamento de Patología Forense en sus Bases de Datos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: