En este instante

Una viuda denuncia al cardenal Maradiaga: fraude por su culpa, he perdido todo mi dinero

La viuda ataca al cardenal Maradiaga: fraude por su culpa, he perdido todo mi dinero
La esposa del ex decano del cuerpo diplomático del Vaticano denunció una “intermediación fraudulenta” del cardenal. Mientras tanto, arremetió contra la investigación del Espresso sobre las misteriosas transferencias de 35 mil euros al mes a su favor. Aquí están las nuevas tarjetas del escándalo.

DI EMILIANO FITTIPALDI

Tegucigalpa, Honduras (L’Espresso). “La historia de los 35,000 euros al mes que recibo de la Universidad Católica de Tegucigalpa es una calumnia”. La respuesta del Cardenal Oscar Maradiaga a la publicación de la encuesta Espresso hace un mes que hablaba de los pagos (por casi medio millón al año) a favor del purpúreo y de la investigación que el propio Vaticano desea sobre la diócesis hondureña y sobre el obispo auxiliar Juan José Pineda, fue muy dura.

“El artículo”, dijo en algunos medios católicos italianos y extranjeros «fue publicado por un periodista con poca ética, destinado a la bancarrota, que gana dinero de libros infames. Las noticias semanales son un ataque al Santo Padre lanzado por aquellos que no quieren que la curia sea reformada».

Neto de los insultos y la hipótesis de la conspiración, el coordinador C9, del grupo de nueve cardenal debe ayudar al Francisco en la gestión de la Iglesia universal, se introduce entonces en el fondo de las quejas. No ponga a él por el escritor, sino por algunos testigos hondureños (incluyendo seminaristas, sacerdotes, empleados de la universidad, amigos cercanos del cardenal) que hablaron con el Obispo argentino Pedro Casaretto, el visitador apostólico enviado a Honduras de mayo de 2017 por el mismo Bergoglio para investigar una diócesis.

“Fue mi obispo auxiliar Pineda para solicitar una visita, con el fin de” limpiar “su nombre como resultado de muchas calumnias de las que era el tema”, razonó Maradiaga de “Avvenire”, lo que confirma la veracidad de los documentos publicados. “En cuanto a la universidad, en realidad es propiedad de la arquidiócesis. Y por esta razón, la universidad le da a la diócesis una cantidad de dinero casi equivalente a la que se cita. Pero no para el uso personal del cardenal. Ese dinero se usa para seminaristas y para sacerdotes en parroquias rurales que casi no tienen recursos, para el mantenimiento de edificios de culto, para autos parroquiales y para ayudar a mucha gente pobre “.

L’Espresso nunca ha dicho que se gastó el dinero para su uso personal y también había demostrado que las salidas universitarias extraños en realidad estaban justificados por la expresión ‘apoyo pastoral, “Maradiaga no explica por qué los pagos mensuales de la primera nueve meses del año se hicieron directamente en su nombre y no con el de la diócesis de Tegucigalpa.

Ni porque la universidad haya entregado dinero a otros obispos, como el mismo Pineda y Romulo Emiliani (mucho más bajos que los de Maradiaga, unos 3500 euros por mes cada tres o cuatro meses). El púrpura, que acaba de cumplir 75 años, aún no ha aclarado por qué en octubre de 2015 los pagos de un millón de lempiras por mes (unos 35 mil euros al tipo de cambio actual) realizados en su nombre eran entonces datos con eso, genérico, de “Iglesia Católica”.

Tomando bueno para las aclaraciones de Maradiaga (que perdieron una demanda contra un periódico local en Honduras, El Confidencial, que en el año 2016 hablando de pagos al cardenal incluso hablaban de la corrupción) y compararlos con otros documentos secretos vistos ahora expresivamente, el misterio pero se vuelve aún más denso.

Es la información financiera entregada por la diócesis de Tegucigalpa al Vaticano el pasado septiembre durante la “visita ad limina Apostolorum”, una reunión que se celebra cada cinco años y que necesita para obispos de todo el mundo para informar al Papa sobre el estado de la salud de las diócesis que gobiernan. Bien, en el párrafo titulado «Situación económica global de la diócesis (previsión y balance de los recursos ordinarios)» figuran los «ingresos brutos» del período de 2008 a 2016, que pasaron de 6,4 millones de liras (unos 220 mil euros) a 8,9 millones en 2016 (alrededor de 305 miles de euros). Dinero obtenido principalmente de las ofertas, una especie de “décimo” que las diversas parroquias (las controladas por Tegucigalpa son cuarenta) pagan anualmente a su diócesis de pertenencia. Moviéndose a través de las mesas, llegado a mi conocimiento que en 2015, cuando la universidad ha pagado a “Oscar Maradiaga” y luego a “la Iglesia Católica” la belleza de 14,5 millones de lempiras (equivalente a medio millón de euros), la voz ingresos brutos el balance señala una suma total de solo 8.4 millones de liras.

Si es cierto lo que dijo el principal contribuyente a Bergoglio, es decir, que los pagos recibidos por la universidad “Nuestra Seniora Reina”, que él mismo fundó en 1992 y que es “canciller” se disparó directamente a la diócesis que, de hecho, comprobar, ¿cómo es que no hay evidencia en los documentos contables? Hay otros indicios de ingresos extraordinarios: párrafos, muy sintética, una lista de las cifras totales – de acuerdo con el año – las salidas “ordinarios” (ingresos ligeramente superiores) y los “extraordinaria”, además de algunos de la inversión anual ” certificados de depósito a plazo fijo “equivalentes a un total de 25 millones de liras.

No solo eso. En declaraciones oficiales que la arquidiócesis presentó a Francis incluso parecen no reportó 30 millones de lempiras, más de un millón de euros, la más fiel del cardenal, el obispo Pineda, ganó en 2015 por una agencia gubernamental para la “seguridad de población “y que según algunos medios del pobre estado centroamericano no se entregaron los condes de la diócesis, sino directamente al prelado. Otra ronda de juegos? Puede ser, pero el hecho es que las justificaciones de los proyectos de cientos de miles de euros para la “formación de los valores de los feligreses” y para “la comprensión de las leyes y la vida social” aún no han brotado.

Maradiaga respondió con sequedad también las acusaciones de algunos testigos Casaretti auditados por el obispo, que habló de las grandes sumas invertidas, por el cardenal, en algunos londinenses como Leman financiera Wealth Management, cuyo titular es Youssry Henien. Dinero que habría desaparecido en parte. “La arquidiócesis tiene un consejo económico que nunca ha autorizado este tipo de inversión … en lo que a mí respecta, ni siquiera sé si hay una compañía financiera en Londres con ese nombre”, respondió Su Excelencia.

Puede ser cierto que el cardenal no conoce el nombre de la sociedad inglesa. Pero sin duda, durante la visita apostólica en 2017 mayo, cuyos resultados están contenidos en los informes todavía secretas Casaretto enviado a la Congregación de los Obispos, encabezada por el cardenal Marc Ouellet y Bergoglio, los estrechos vínculos entre Maradiaga y el financiero de Londres Henien, que tenía ahora también en Dubai, Martha Alegria Reichmann ha hablado extensamente.

Un testigo que el cardenal que ama tocar el saxo sabe muy bien, siendo la viuda del ex embajador hondureño en la Santa Sede, Alejandro Valladares. Un hombre de gran alcance que ha conservado el prestigioso cargo durante 22 años, convirtiéndose en 2008 – como uno lee la homilía funeraria recitado por el Secretario de Estado Pietro Parolin en diciembre de 2013 – Decano del cuerpo diplomático del Vaticano.

Alegría Reichmann, que publicó un libro con la Librería Editorial Vaticana, ha confesado Casaretto que Maradiaga (viejo amigo de la familia dada de manera que durante décadas el cardenal cuando estaba en Roma, se quedó en el embajador y su esposa) llevaría a cabo ” mediación fraudulenta “, insistiendo en que ella y su esposo inviertan todos sus ahorros en los servicios financieros del asaltante londinense.

Ahora no sabemos si la viuda Valladares tiene pruebas concretas para demostrar la veracidad de las graves acusaciones lanzadas. Tampoco si hay una contabilidad paralela de la diócesis de Tegucigalpa que pueda explicar cómo se gastó el dinero que giró la universidad en el nombre “Maradiaga”. Sin embargo, parece difícil imaginar que los testigos escuchados por el obispo Casaretto (humildes sacerdotes que seguir poniendo en parroquias remotas en el bosque de Honduras, seminaristas, empleados laicos, incluso las de edad avanzada de ex novias cardinales) que se unieron, todos estuvieron de acuerdo – como para entender a Maradiaga y gran parte de la prensa católica y no – en contra del cardenal y su pupilo Pineda, a favor de un complot contra el Santo Padre.

Para el registro, enviamos un correo electrónico al cardenal solicitando cualquier aclaración, que no fue respondida. El Vaticano prefirió no emitir comentarios, especificando que en el caso se prefiere dejar que la arquidiócesis responda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: