Irregularidades en registro de muerte de Hilda Hernández, estadounidenses han estado indagando sobre el caso

Este es un trabajo periodístico trabajado en alianza entre Criterio.hn y Reporteros de Investigación.

Tegucigalpa, Honduras | Criterio.hn/Reporteros de Investigación. Un grupo de expertos de Estados Unidos llegaron a las instalaciones del Ministerio Público para revisar archivos y encontrar evidencias de las circunstancias, causas y manera de muerte de Hilda Hernández, hermana del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, informó una fuente oficial de esta institución.

En el camino hay una serie de sorpresas e inconsistencias que inician desde la escena del crimen y continúan hasta desembocar en el registro del deceso. Como consecuencia, el expediente en el que consta la muerte de Hernández está incompleto. La causa de muerte es un misterio.

Se envió un correo a la Embajada de Honduras en Tegucigalpa para obtener una versión oficial. Al cierre de edición, no había respuesta del Departamento de Prensa de la Embajada.

Escena del crimen

La fuente oficial contó que cuando llegaron al lugar no había personal de Inspecciones Oculares, el departamento encargado de requisar para la búsqueda de indicios y registrar el hecho en un acta.  Tampoco estaba el fiscal de turno.  La escena fue contaminada y controlada desde el primer momento por los militares. 

Fue después de que el ejército tomara control que llegaron las autoridades, luego un grupo de médicos de Medicina Forense y al final arribaron detectives de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) cuando los cuerpos habían sido levantados, dijo la fuente.

Una parte de esta versión fue confirmada por el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora. El equipo de esta unidad de medios lo buscó para consultarle sobre el manejo de la escena del crimen de Hilda Hernández.

Mora describió que era una zona montañosa de difícil acceso. Ahí llegó “personal de las Fuerzas Armadas, de Medicina Forense y de la Agencia Técnica de Investigación Criminal, cada una de ellas haciendo parte de su trabajo, lo que corresponde al Ministerio Público se hizo por parte de Medicina Forense, fiscal y de la ATIC”. 

“Creo que tiene que haber un expediente. Por un lado, de la causa de muerte de todos los que iban en el helicóptero”, respondió el portavoz cuando se le preguntó si hay un expediente completo del caso.

Medicina Forense se encarga de hacer el levantamiento cadavérico. También llegó la ATIC, incluso una de las personas que se desplazó fue la propia directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva. Algunos cuerpos quedaron irreconocibles y se recurrió a registros dentales de las personas fallecidas y a través de ADN, explicó Mora.

Esta unidad de medios contactó a la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, pero no obtuvimos respuesta.

Inconsistencias en Garantía de Autenticidad

La fuente confidencial indicó que en el helicóptero supuestamente había dinero en denominaciones de 500 lempiras y aparentemente iban documentos, pero no hay registros transparentes de ello en una cadena de custodia u hoja de Garantía de Autenticidad, como se le denomina en el nuevo Reglamento sobre el Manejo de Indicios y Evidencias Físicas o Biológicas Obtenidas como Consecuencia de la Comisión de un hecho Constitutivo de Delito, vigente desde 2004.

Mora describió que, en este caso, se hizo el procedimiento de una escena con personas fallecidas, se realizaron los levantamientos y se levantó toda la documentación que estaba en el momento donde estaba el helicóptero. 

Con base en eso, se recogieron las pocas partes enteras de los cuerpos que había dentro de la aeronave “se trajeron a Medicina Forense para después hacer los reconocimientos de a quien pertenecían, según me manifestaron a mí personal de Medicina Forense. Como fue un estallido, se estrelló el helicóptero, muchas de las partes quedaron esparcidas en la montaña donde el helicóptero se estrelló”.

Se consultó a varias fuentes relacionadas con el tema, pero todas coincidieron en que tienen temor de hablar sobre el caso por represalias que pudieran experimentar.

El inspector José Omar Mejía, de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), accedió a dar declaraciones para hablar de manera general sobre el procedimiento que se debe seguir en una escena del crimen.

De acuerdo con las explicaciones, tanto de Mejía como de Mora y la revisión de la ley, en la escena del crimen es el fiscal el que dirige a las agencias operadoras de justicia.  La Policía acordona la escena. La Fiscalía junto a un órgano de investigación criminal debe registrar el levantamiento de indicios. 

En ese orden de ideas, en este caso, lo legal era que militares junto con Inspecciones Oculares levantaran, registraran y documentaran indicios, tomaran fotografías, hicieran mediciones, etc. Luego al fiscal, correspondía autorizar a Medicina Forense para el respectivo levantamiento legal, posteriormente los cuerpos debían ser llevados a la Sala de Autopsia, tal como lo establecen el Artículo 204 y 205 del Código Procesal Penal.

Contaminación y manipulación de la escena

El especialista en escena del Crimen, exjefe durante 15 años de Inspecciones Oculares de la Secretaría de Seguridad, Francisco Maradiaga, cree que en esta escena podría haber manipulación y que se habrían movido indicios. “En esta escena hubo contaminación porque había demasiadas personas en su interior”.

 “Lo que pude ver con excompañeros que visitaron el sitio es que aparentemente  por la dinámica de la escena, por la posición de las partes, de restos humanos que estaban en la copa de los árboles, se podría decir que este helicóptero podría haber sido explotado o explotó en el aire para caer definitivamente hacia abajo, dejando, esparciendo cuerpos, partes de cuerpos, partes del helicóptero, alrededor de un área específica”.

La escena del crimen tiene que ser un santuario. Se debe proteger cien por ciento. En este caso ingresaron primero los militares, después debió entrar Inspecciones Oculares y una vez que se haya analizado el sitio, llamar a Medicina Forense si se encuentran residuos de cuerpo para que sea el médico forense que levante las partes del cuerpo y así armar el cuerpo humano de acuerdo con las piezas que se vayan encontrando.

A la par del equipo de investigación de accidentes de tránsito de la Fuerza Aérea debió estar alguno de los encargados de la fabricación del helicóptero junto a Inspecciones Oculares, pero en este caso “Inspecciones Oculares llega después cuando todo ha pasado y ya empiezan a tomar fotografías, pero en ningún momento Escena del Crimen hizo el procedimiento porque, según el ejército, son ellos los que hacen el procedimiento, pero sí tenían que haber entrado juntos con Inspecciones Oculares a la recolección de indicios”, reveló Maradiaga.

Inspecciones Oculares debía hacer la documentación con todo el procedimiento de identificación con número, con el testigo métrico, fotografía, vídeo; el embalaje lo tendría que haber hecho Inspecciones Oculares y con Cadena de Custodia entregárselo al ejército. Probablemente esto no ocurrió así, advirtió el especialista.

Luego entra Medicina Forense para la recolección de restos humanos y en la morgue deben identificar los cadáveres. Medicina Forense debe recolectar todas las partes humanas, “según tengo entendido quedaron partes de los cuerpos en las copas de los árboles”. Se podría decir que sí hubo mal manejo de la escena del crimen en el caso de Hilda Hernández, dijo Maradiaga. 

Registro legal del cuerpo

Los cuerpos fueron llevados a Medicina Forense. Hernández falleció un sábado 16 de diciembre de 2017 y su Constancia de Defunción del Registro Nacional de las Personas lleva esa misma fecha, en otros casos, una Constancia de Defunción del RNP puede tardar varios días puesto que antes, las familias deben hacer varios trámites legales relacionados con el registro de la defunción.

El cuerpo tiene un número de autopsia, Hilda Hernández aparece legamente como muerta y hay registro del ingreso de su cadáver a la morgue, aseguró la fuente, pero la persona que reclamó su cuerpo tiene un apellido distinto y no era ninguno de sus familiares directos.

Consultado sobre quién puede reclamar el cuerpo de una persona fallecida, Mora explicó que la ley ya establece quiénes deben reclamar los cuerpos en Medicina Forense, debe ser un familiar cercano siempre y cuando demuestre con documentación que lo es. 

Desde marzo del año anterior, esta unidad de medios ha hecho consultas con distintos sectores sobre la muerte reportada de Hilda Hernández, hay dos cosas claras respecto a este hecho: Alta secretividad del Estado, no hay acceso a documentación que respalde los trámites legales y den constancia de su muerte; hay dudas en diversos sectores respecto a la veracidad de la muerte, mientras testimonios recogidos en San Pedro Sula y Copán aseguran que el estallido del helicóptero en el aire habría sido una venganza del Cártel de Sinaloa, a través de los Valle Valle, por la traición de Juan Orlando Hernández. 

La Fiscalía no dio información respecto a quién es sospechoso de este hecho y su portavoz que debe consultar si este tema sigue bajo investigación.

El asesor presidencial, Marvin Ponce, en una entrevista de prensa declaró que a Hilda Hernández la asesinaron.

Esta muerte ocurrió el sábado 16 de Diciembre de 2017 mientras en Honduras había protesta y denuncias de fraude electoral contra Juan Orlando Hernández, investigado desde aquel entonces por la Fiscalía del Distrito sur de Nueva York, por su supuesta participación en el narcotráfico.

El día del accidente, la Fuerza Área de Honduras (FAH) informó que el accidente se produjo en la aeronave tipo Ecueriel AS 350 B-30, matrícula FAH-905, de la FAH. Luego medios de comunicación informaron que la aeronave había sido incautada a miembros del narcotráfico.

Hilda Hernández viajaba de Tegucigalpa hacia su residencia de la ciudad de Comayagua, zona central de Honduras, localizada a 85 kilómetros de Tegucigalpa. En el momento del accidente, Hernández ya no fungía como funcionaria del Estado porque había renunciado a su cargo de ministra en comunicaciones y estrategia, para coordinar la campaña por la reelección presidencial de su hermano, sin embargo, seguía usando los bienes del Estado.

El accidente se manejó desde un inicio con mucho hermetismo. El despegue, según la versión del gobierno, fue a las 9:34 de la mañana y la última comunicación sostenida con el capitán de la aeronave habría sido a las 9:47 de la mañana en un vuelo con una duración de 20 minutos.

La aeronave fue encontrada, de acuerdo con la versión oficial, a eso de las 3:30 de la tarde del sábado 16 de diciembre. Sin embargo, la FAH informó del hecho hasta después de las 4:00 de la tarde.

La tragedia de la familia Hernández se complementó el 23 de noviembre de 2018, cuando agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) capturaron en el aeropuerto de Miami a Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano de Hilda y Juan Orlando, por cargos de narcotráfico.

“Tony” fue sentenciado, el pasado 30 de marzo, a cadena perpetua más 30 años de prisión por parte del juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castel.

En el juicio celebrado en octubre de 2019, “Tony” había sido declarado culpable por los delitos de narcotráfico, tráfico de armas, conspiración para introducir droga a Estados Unidos y falso testimonio.

La muerte de Hilda Hernández y de sus cinco acompañantes, Iván Esaú Vásquez Portillo, Gerson Alcedín Díaz Nolasco, Patricia Valladares, Nahún Lagos y Marcos Banegas, sigue en secretividad. La aeronave estalló en el aire. El origen del estallido es un secreto. La escena fue controlada por militares. Los documentos de autopsia permanecen ocultos.

Pasos que debieron seguirse en escena del crimen:

El sistema de justicia recibe la noticia criminal («Notitia Criminis»)

La Policía del sector, seguridad comunitaria acordonan y aseguran la escena 

Coordinación de autoridades; Ministerio y Medicina Forense.

DPI, nombra técnicos en escena, investigadores peritos.

Si es un caso de Interés de la ATIC, puede estar presente y si es necesario se le facilita el informe del levantamiento.

El cuerpo se envía a autopsia Medicina Forense, a la Morgue para determinar la causa de la muerte.

Deja un comentario

Articulos Relacionados

8,623FansMe gusta
465SeguidoresSeguir
15,500SeguidoresSeguir
3,050SeguidoresSeguir
A %d blogueros les gusta esto: