¿Qué debe tener en cuenta antes de invertir en el mercado de valores?

Sammy Castro

Periodista

Periodista, Economista y Financista con amplia experiencia en Finanzas públicas y privadas. Se desempeñó por más de una década como periodista en varios medios de comunicación escritos hondureños en el área económico-financiera. Es Doctor en Ciencias Sociales y se desempeña actualmente como Profesor universitario para pregrado y postgrado.

3/6

Es un mecanismo abierto, donde empresas del rubro financiero, sociedades y personas naturales pueden acudir con la intención de mejorar sus ingresos mediante la rentabilidad de sus ahorros.

Tegucigalpa.  Honduras | Reporteros de Investigación.  Aunque los excedentes para ahorro en Honduras son limitados para la mayoría de la población, existen oportunidades de inversión para los hondureños que poseen superávit en sus ingresos.

¿Qué es una bolsa de valores? ¿Puede invertir usted en bolsa? ¿Cómo se hace? Estas interrogantes son frecuentes en aquellas personas que carecen de educación financiera y que buscan invertir sus ahorros o que quieren ver las opciones para obtener mejores ganancias o tasas de interés.

En la actualidad, en Honduras los principales inversionistas del mercado de valores son los institutos públicos de previsión, las administradoras de fondos de pensiones privados y las instituciones financieras; sin embargo, existe un sector reducido de personas naturales que realizan inversiones en bolsa.

Invertir en la bolsa de valores puede parecer complicado y para grandes inversionistas o empresarios, pero no es así. El mercado de valores está diseñado y regulado para que todas las personas, naturales y jurídicas tengan las mismas oportunidad u opciones de inversión, según la normativa aprobada en el país.

El Mercado de Valores en Honduras funciona bajo una estructura con participantes claves como son: los emisores de valores, inversionistas, casas de bolsas, bolsas de valores, calificadoras de riesgos, entidades de custodia, entre otros. Los emisores son sociedades que requieren recursos para realizar nuevos proyectos o ampliar su negocio, entre otras. Lo hacen a través de bonos, notas de crédito o papel comercial que compran los inversionistas a cambio de una tasa de interés o dividendos. En otras palabras, el inversionista presta su dinero para que las instituciones o empresas puedan cubrir sus necesidades de efectivo a cambio de un título o acción (documento que le otorga derechos) y los intereses o ganancias.

La bolsa, en una definición sencilla, es un mercado especializado en el que se producen compras y ventas de acciones u obligaciones, para las que se fija un precio público, denominado cambio o cotización. Las ofertas y demandas de valores negociables e instrumentos financieros se canalizan a través de un mercado organizado, que se conoce como bolsa, en donde se formaliza un precio de equilibrio o cotización de los títulos negociados.

Las dos fuerzas que mueven la bolsa se encuentran habitualmente en todo mercado:

1) Por un lado, la demanda de capitales, integrada por las nuevas emisiones de títulos y por los valores que venden los titulares que quieren destinar el producto de la venta a otras finalidades que no sean su inversión en otros activos del mercado.

2) Por otro, la oferta de capitales, que está compuesta por el total de rentas de la comunidad que no se destinan al consumo, al mercado monetario o al de capitales no organizado.

La expresión «mercado de valores» se utiliza comúnmente para designar conceptos distintos que es preciso delimitar a fi n de conocer su significado correcto.

Conforme la Ley de Mercados de Valores en Honduras, Decreto Legislativo No.8-2001, los inversionistas pueden ser personas naturales, jurídicas e inversionistas institucionales. Las personas que invierten en bolsa buscan mayores rendimientos sobre sus inversiones. 

En la actualidad, en Honduras los principales inversionistas del mercado de valores son los institutos públicos de previsión, las administradoras de fondos de pensiones privados y las instituciones financieras; sin embargo, existen personas naturales que realizan inversiones en bolsa. 

Las casas de bolsas son mecanismos organizados en diferentes países para dinamizar la economía. Están asociados con las bolsas de valores y canalizan recursos del sector público y privado para hacer inversiones y de esta manera facilitar recursos a empresas que ejecutan diversos proyectos.

Según la Superintendencia de Pensiones y Valores de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), toda persona natural o jurídica que decida realizar sus inversiones en valores por medio de bolsa de valores debe abocarse a una casa de bolsa debidamente autorizada por la CNBS. De esta forma, los agentes corredores de bolsa, conforme a las necesidades y gustos de cada cliente, podrán mostrarle las opciones de inversión disponibles en el mercado.

El procedimiento a seguir es básicamente: 

1) contactar una casa de bolsa

2) Abrir una cuenta de inversión

3) Elegir el instrumento financiero en que quiera invertir

4) Enviar orden de compra, hacer la transacción y obtener comprobante.

¿Cómo opera el mercado de valores en Honduras?

Trabaja mediante una estructura con participantes claves: los emisores de valores (deficitarios de fondos), inversionistas (superavitarios de fondos), casas de bolsas, bolsas de valores, calificadoras de riesgos, entidades de custodia, entre otros. Los emisores son sociedades que requieren recursos para realizar nuevos proyectos o ampliar su negocio, entre otras.

¿Qué productos se ofrecen?

Principalmente bonos, notas de crédito o papel comercial que compran los inversionistas a cambio de una tasa de interés o dividendos. Es decir, el inversionista presta su dinero para que las instituciones o empresas puedan cubrir sus necesidades de efectivo a cambio de un título o acción (documento que le otorga derechos) y los intereses o ganancias.

¿Es mercado abierto? ¿Quiénes pueden invertir?

Es abierto, sin limitantes para convertirse en inversionista. Los inversionistas pueden ser personas naturales, jurídicas e inversionistas institucionales. Las personas que invierten en bolsa buscan mayores rendimientos sobre sus inversiones. En la actualidad, en Honduras los principales inversionistas del mercado de valores son los institutos públicos de previsión, las administradoras de fondos de pensiones privados y las instituciones financieras; sin embargo, existen personas naturales que realizan inversiones en bolsa.

¿Cuál es el mecanismo hacer la inversión?

Independientemente del tipo de inversionista se debe seguir el mismo procedimiento. Tanto las persona natural o jurídica que decida realizar sus inversiones en valores por medio de bolsa de valores debe abocarse a una casa de bolsa debidamente autorizada por la CNBS. De esta forma, los agentes corredores de bolsa, conforme a las necesidades y gustos de cada cliente, podrán mostrarle las opciones de inversión disponibles en el mercado. El procedimiento a seguir es básicamente: contactar una casa de bolsa, abrir una cuenta de inversión, elegir el instrumento financiero en que quiera invertir, enviar orden de compra, hacer la transacción y obtener comprobante.

¿Cómo identificar un agente de inversiones? Corredor de bolsa.

En Honduras existen cinco casas de bolsa que activamente están realizando operaciones. Pueden encontrar el listado en la página web de la BCV. También en sus páginas web con la información de contacto. Además, en la página de la CNBS se puede encontrar la información de todas. La BCV, que es el ente encargado de facilitar las transacciones, con base en la Ley de Mercado de Valores afirma que es seguro invertir a través de las casas de bolsa autorizadas y reguladas.

¿Qué montos se pueden invertir y qué tasas otorgan?

No hay limitantes o techos en cuanto a montos de inversión, pero si valores mínimos o pisos, cada emisor fija en el documento llamado “Prospecto de emisión”, las características de la emisión, en el que podrá incluir los montos mínimos de inversión para una determinada emisión. En general un promedio mínimo de10,000 dólares o 250,000 lempiras. En el tema de intereses, las últimas transacciones en el presente año registraron 5% en moneda extranjera y en moneda nacional desde 4.65%, 8.57%y hasta 10%, dependiendo del tipo de bono.

¿Cuáles son los plazos?

Hay títulos desde 1 año y hasta 15 años.

¿Son inversiones seguras?

Sí, todas las operaciones están respaldadas legalmente, en el caso del Gobierno poseen garantía soberana, es decir, el compromiso persiste aún durante una crisis y será el agente financiero del Estado (en Honduras es el BCH), quien debe responder.

Por parte del Sector Privado, cada emisor responde con sus activos, es decir su patrimonio.

 

¿Es la bolsa un mercado eficiente?

Se dice que un mercado es «eficiente» cuando la competencia de los distintos inversores —que actúan con el objetivo de maximizar el beneficio— conduce a una situación en la que en cualquier momento el precio de cualquier valor —acciones, obligaciones etc.— constituye una buena estimación de su valor intrínseco o real.

Todas estas condiciones definen el mercado eficiente. Su mayor o menor cumplimiento permite distinguir distintos niveles de eficiencia: «débil», «intermedia» y «fuerte».

¿Qué valores se pueden invertir y qué rendimientos o tasas de interés ofrecen?

Por ley no hay limitantes ni techos en cuanto a montos de inversión, sin embargo, cada emisor fija en el documento llamado “Prospecto de emisión”, las características de la emisión, en el que podrá incluir los valores mínimos de inversión para una determinada emisión.  En general, un promedio mínimo de 10,000 dólares o 250,000 lempiras. En el tema de intereses, las últimas transacciones registraron 5% en moneda extranjera y en moneda nacional desde 4.65%, 8.57%y hasta 10%, dependiendo del tipo de bono.

Como se puede observar en la tabla anterior los valores transados en el mercado primario publico donde se transmiten los títulos por primera vez, el que representa un mayor flujo son las letras de liquidez del BCH, que son instrumentos a descuento en lempiras emitidos por el Banco Central diariamente a través de subastas; se puede observar que en el año 2016 dicho instrumento presenta un crecimiento del 250% y se mantuvo en crecimiento hasta el año 2018 presenta un leve decrecimiento del 30.7% y mantiene dicha tendencia en los años consiguientes.

En el mercado secundario, donde se transan valores que ya han sido emitidos en una primera oferta pública o privada, los valores transados más sobresalientes son los de la Secretaría de Finanzas (SEFIN) donde para el año 2020 presenta un crecimiento significativo del 241%.

Con respecto a los principales indicadores estadísticos de dichos mercados en el sector público, corresponde a los valores transados por la SEFIN, encontramos que el sector primario presenta un promedio de valores transados de L.75,431.89 dentro del periodo de tiempo estudiado y un valor máximo de L.623,565.96 presentado en el año 2017.

Inversión en bonos

En relación con el sector privado, los instrumentos mas significativos son los Bonos tanto en moneda nacional como extranjera, se puede observar que en los años 2018-2019 presenta un mayor rendimiento destacando los bonos en moneda nacional con un monto de L.4,058.21. En el mercado secundario, el instrumento que tiene un mejor comportamiento son los bonos privados en moneda extranjera.
Origen de los mercados de valores en la región latinoamericana. El caso de Honduras.

A mediados de la década de los ochenta surgió, en los países de América Latina y el Caribe, un renovado interés por impulsar el desarrollo de sus mercados de capital. Este interés se relaciona principalmente con una de las carencias más significativas de los sistemas financieros de los países de la región: el insuficiente desarrollo de instituciones e instrumentos financieros de captación y canalización de fondos de mediano y largo plazo hacia la inversión.

Con el fin de contribuir al análisis de los factores y las políticas que inciden en el desarrollo de los mercados de capital, el proyecto regional en conjunto CEPAL/PNUD “Políticas Financieras para el Desarrollo”, encomendó cuatro estudios sobre este tema en 1993. Estos estudios abordaron la experiencia de Chile, Ecuador, México y de los países del istmo centroamericano.

El estudio de Chile enfatiza la relación entre los fondos de pensiones, que surgieron con la reforma al sistema de pensiones de 1981, y el acelerado desarrollo que experimento el mercado doméstico de capitales en los siguientes años. El trabajo de Ecuador destaca los factores que han provocado el estancamiento de las bolsas de valores de Quito y Guayaquil, y las modificaciones macroeconómicas e institucionales que han tenido lugar desde fine de los años ochenta, incluyendo una reciente reforma a la ley de los valores, sobre la base de los cuales se espera el relanzamiento del mercado doméstico de capital en la década del noventa.

El estudio sobre México destaca el eficiente desarrollo de instrumentos financieros y de la institucionalidad financiera domestica como un requisito para atraer desde 1990 abundantes fondos externos en la forma de inversiones internacionales de cartera. El trabajo sobre los países del istmo centroamericano, aborda las condiciones y las políticas encaminadas a promover un desarrollo integrado de sus bolsas de valores considerando la limitación natural que impone la rigidez de sus mercados domésticos de valores.

Las bolsas de valores centroamericanas surgen en una etapa en que la región supero en cierta medida los desequilibrios macroeconómicos que afectaron a la región en la década de los ochenta. Tanto Guatemala como Costa Rica cuentan con más de una bolsa de valores, presentando una competitividad bursátil. Esta generación se basa en procesos automatizados y se encuentra asociado con sistemas más complejos, asesorados por países con mayor tradición bursátil.

Las transacciones predominantes son parte del llamado Mercado de Dinero, que se caracteriza por la negociación de instrumentos con un horizonte de tiempo menor a un año. Mientras que en Panamá y Honduras predominan títulos de deuda de casas comerciales privadas, en Costa Rica, El Salvador y Guatemala adquirieron las operaciones de mercado abierto, la negociación de títulos gubernamentales, los acuerdos de recompra, que tienen una motivación predominante de liquidez bancaria, y últimamente, el uso de la bolsa permite realizar transacciones en divisas. El retorno de capitales y el influjo de dólares, en general, forman parte de los factores que han dinamizado las transacciones bursátiles.

Las bolsas de Panamá, Costa Rica y Guatemala se constituyen como las más importantes de la región. Dadas las especiales condiciones macroeconómicas panameñas, el interés de integrarse en tal mercado exista la posibilidad de negociar en los mercados internacionales títulos de origen centroamericano estandarizados con los requerimientos de los sistemas financieros y bursátiles internacionales.

Deja un comentario

Articulos Relacionados

8,629FansMe gusta
468SeguidoresSeguir
15,500SeguidoresSeguir
3,063SeguidoresSeguir
A %d blogueros les gusta esto: