Matta Ballesteros podría ser trasladado a cárcel de Honduras, su pleito judicial avanza en la CIDH

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación

El Estado hondureño está en litigio en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Si este organismo decide trasladar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), podría sentenciar que deben traer a una cárcel del país y pagarle una indemnización millonaria al supuesto narcotraficante, Ramón Matta Ballesteros.

Matta Ballesteros denunció que en la base área de Palmerola, Comayagua, recibió torturas como “la capucha” y fue sometido a una especie de ahogamiento por orden de un alguacil de Estados Unidos, además habría recibido vejámenes de parte de militares de Honduras para que confesara su presunta participación en el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena.

Lea además: Estados Unidos coordina acciones militares para América Latina desde Palmerola, Honduras

El relato de estos hechos está en el informe de admisibilidad, del 25 de mayo de 2017, No. 64/17, de la petición 585-06, aprobado en Argentina por la CIDH, indica que se está llevando a cabo el análisis de fondo.

Matta Ballesteros.

El informe de la CIDH:

«La petición se refiere a la alegada detención ilegal, tortura y “extradición encubierta” a Estados Unidos del señor Juan Ramón Matta Ballesteros sin un proceso con las debidas garantías judiciales, realizada por agentes hondureños, así como a la impunidad respecto a los responsables intelectuales y materiales de dichos hechos».

«El peticionario afirma que el 29 de marzo de 1988 el Teniente Coronel de la Policía  Comandante del Séptimo Comando Regional de la Fuerza de Seguridad Pública presentaron ante el Juzgado de Letras Primero de lo Criminal de Tegucigalpa una solicitud de allanamiento del domicilio del señor Matta Ballesteros, por la supuesta existencia de un depósito de armas utilizadas por individuos al servicio de éste».

«Señala que el allanamiento se llevó a cabo el 5 de abril de 1988. El señor Matta Ballesteros no se encontraba presente en su domicilio, sin embargo, al acercarse tras recibir la llamada de su hija, fue rodeado por “elementos Cobras”, quienes dieron aviso a dos personas que se identificaron como alguaciles de los Estados Unidos de América, y un Coronel y otra persona, ambos de nacionalidad hondureña que descendieron de una camioneta Land Cruiser color beige. Alega que uno de los alguaciles lo capturó, sin orden de aprehensión dictada por autoridad judicial competente, y de inmediato le aplicaron choques eléctricos en la espalda, cadera y testículos con una pistola eléctrica».

«Relata que al señor Matta Ballesteros lo subieron al vehículo de referencia y lo colocaron en el piso del mismo, boca abajo, le esposaron las muñecas, le sujetaron ambas piernas con una cadena, y le colocaron en la cabeza un instrumento de tortura conocido como “capucha”. Sostiene que en ese momento comprendió que se dirigían a la Base Aérea Palmerola, y durante su trayecto lo interrogaron sobre el asesinato en México de un Agente de la DEA y al contestar que no sabía nada al respecto fue golpeado y amenazado de muerte mientras le colocaban los cañones de las pistolas en la cabeza».

«Alega que al llegar a la base aérea, uno de los alguaciles estadounidenses ordenó al Coronel que colgara al señor Matta Ballesteros, quien se encontraba atado de pies y manos, para “bañarlo con una manguera de alta presión, sin quitarle la capucha”. Colocaron la camioneta en medio de dos furgones y le aplicaron dicha tortura hasta que lo obligaron a abordar un avión proveniente de Estados Unidos con destino a República Dominicana. Posteriormente fue trasladado a San Juan, Puerto Rico, y finalmente al estado de Illinois, donde se le recluyó en la Penitenciaría Federal de Marion el 6 de abril de 1988. Según el peticionario, debido al deplorable estado de salud en que se encontraba a consecuencia de las alegadas torturas, personal de dicha penitenciaria dispuso tomarle fotografías para “salvar su responsabilidad”».

Foto: Resumen Latinoamericano

Este caso fue llevado a  la CIDH por la onegé, Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH).

El Estado afirma que en el proceso seguido ante el entonces Juzgado de Letras Segundo de lo Criminal de Comayagüela, Municipio de Distrito Central, se imputó a 14 personas por los delitos de vejámenes, detención ilegal, conducción de un nacional fuera de las fronteras para someterlo a gobierno extranjero, abuso de autoridad, y violación de los deberes de los funcionarios en perjuicio señor Matta Ballesteros y la administración pública. Finalmente fueron liberados.

Matta Ballesteros es mencionado como un presunto narcotraficante ligado a militares hondureños para el presunto tráfico de drogas, en la década de los ochenta. Según diferentes publicaciones, habría estado implicado en el escándalo Irán Contras, de tráfico de armas y drogas con la CIA, a cambio de debilitar la lucha social en Nicaragua, en aquel tiempo llamada «comunista». Él ha dicho que saldrá de prisión y demandará a varios periodistas por las mentiras difundidas en su contra.

Un año después de la admisibilidad de su caso, su hijo Ramón Matta se entregó a la justicia de Estados Unidos, su caso está en secretividad.

30/abril/2012

Con base en Convenio de Estrasburgo sobre el Traslado de Personas Condenadas a su País de Origen, su familia pidió que el Estado de Honduras solicite al Departamento de Justicia de los Estados Unidos el traslado del señor Matta Ballesteros a Honduras.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario