En este instante

Primera criminóloga hondureña entrega investigación científica del parricidio

Tegucigalpa, Honduras. Una mujer criminóloga quedará en la historia como la primera en graduarse de la Maestría en Criminología de la Universidad Nacional de la Policía de Honduras (UNPH).

Del total de 70 egresados, la sicóloga Wendy Gálvez fue la primera en culminar su investigación de tesis, analizando el parricidio en Honduras y aportando nuevo conocimiento científico sobre los indicadores del este delito.

El estudio se denomina “Principales Indicadores Criminológicos de Parricidios remitidos al Departamento de Evaluación Mental y Social Forense del Ministerio Público del 2013 al 2017”.

Con este estudio, el sistema de justicia de Honduras puede utilizar el perfil criminológico diseñado por la criminóloga para comprender el comportamiento de quienes cometen parricidio.

Del mismo modo, la tesis explica los factores que influyen en la comisión de este delito, la motivación criminal, las características de la víctima y el medio ambiente.

20180221_190657.jpg

Los indicadores encontrados en la investigación y que influyen en el delito de parricidio fueron formación familiar deficiente, enfermedades latentes como la epilepsia y otros trastornos mentales o de personalidad en el agresor que no fueron atendidos a tiempo; consumo de sustancias, el nivel de instrucción, la edad, el género, la motivación, algunos rasgos de personalidad de las víctimas y finalmente, la condición económica.

Uno de los hallazgos más reveladores del estudio es que las mujeres buscaron ayuda y al ver que el sistema de justicia no les respondió ante el ciclo de maltrato que vivían, regresaron a sus casas, hasta que estallaron, descargaron la frustración acumulada y mataron a sus parejas, explicó Gálvez durante su defensa de tesis.

En el caso de los hombres que matan a sus esposas, hijos o a sus padres, en algunos casos tuvieron como estimulación o desencadenante los celos y hubo un ejercicio de poder, son personas que cargan frustración, poca tolerancia al fracaso y poco control de impulso.

De su lado, las víctimas eran dependientes económicamente, tenían baja autoestima y dificultades para tomar decisiones.

20180221_183808La mayoría de parricidios ocurrió en zonas rurales del país, en casas que están apartadas. El departamento con mayor incidencia fue Comayagua. La Terna Evaluadora de Tesis llamó la atención sobre este hallazgo porque en Comayagua se ha encontrado alta prevalencia  de trastornos siquiátricos.

Algunos de los trastornos encontrados en quienes cometen parricidio fueron esquizofrenia, trastorno depresivo, consumo de sustancias, se encontró en los hombres trastorno de personalidad disocial.

La mayoría de parricidios ocurrieron cuando el hijo mata a su papá o mamá o cuando el padre mató a su hijo. La mayoría de hombres víctimas tenía más de 50 años.

Como parte de su trabajo, la criminóloga entregó también un Modelo de Perfil e Indicadores Criminológicos como una herramienta de prevención del parricidio.

La terna evaluadora de tesis fue integrada por la siquiatra infantil, Alejandra Munguía, el sicólogo Rolando Ardón Ledezma y el siquiátra, Mauricio Rovelo.

20180221_202241

De derecha a izquierda: Doctor Mauricio Rovelo, siquiátra Alejandra Munguía, la criminóloga Wendy Gálvez y el vicerrector de Investigación y Postgrados de la UNPH, Edgar Sorto, firmando Acta de Defensa de Tesis aprobada con excelencia.

20180221_202246

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: