En este instante

Le traigo una petición del Cardenal: ¿Quién manda en el vaticano? … ¿Manda Dios o el demonio?

2 de mayo de 2018

2/3

Tegucigalpa, Honduras. El Cardenal Rodríguez intentó inculpar a Paula Alvarado, en la estafa de la inexistente empresa Leman Wealth Managment, donde una de nuestras fuentes, Marta Alegría Riechman viuda de Valladares, perdió todos sus ahorros, seguro de vida y salud de su finado esposo Alejandro Valladares, embajador de Honduras ante la Santa Sede desde inicios de los años 90 hasta el 2013, fecha de su fallecimiento.

Importante es informar que Marta Alegría, de 72 años, se presentó esta mañana hasta el COFADEH, Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos a presentar denuncia y a solicitar acompañamiento en derechos humanos. No tiene miedo sin embargo, el cardenal como representante de la iglesia denota un gran poder, dijo, y esto lo asociamos al desafío del cardenal hondureño al Papa Francisco.

-¿Desafió al Papa, el  cardenal Rodríguez, cómo y cuándo señora Alegría?

-Sí, a finales de abril de este año desde el Vaticano para que nos reuniéramos con el Cardenal, pensé y dije que sería difícil, que él se había negado durante estos años a hablar, pero el  Cardenal del Vaticano, Pietro Parolin, dijo que él había dicho “sí y con mucho gusto”; esperé y recibí una llamada del primer secretario del cardenal  Pietro Parolin, Joseph Murphy, para informar que el cardenal se había negado al encuentro.

-¿Para qué fecha estaba previsto?

-Para el uno de marzo –dice.

-¿Y su reacción?

-Al teléfono con el  sacerdote Murphy… ¿Quién manda en el vaticano? – pregunté. ¿Manda Dios o el demonio?

“Creo que el secretario del cardenal Parolin,  Murphy estaba tan sorprendido como yo. Solo hubo silencio.   Ese es un desafío porque él hizo votos de obediencia y no obedece al Santo padre”, comenté.

“Me parece que es verdad lo que dicen algunos sacerdotes; quieren que el cardenal Rodríguez salga con el menor escándalo, que salga en caballo blanco, ¿pero cómo?    ¿Si está sobre un caballo negro?”.

¿Quién es Paula Alvarado?

Paula Alvarado, persona de confianza del Cardenal Rodríguez, manejaba las finanzas de la Diócesis y una persona vinculada a la empresa que nos estafó.   Es Trigueña, alta como de 1 metro 72. Trabajaba en Banco del País y nuestra fuente fue apoyada por ella a sugerencia de Ana Torres supuesta gerente de la Leman Wealth Managment.

 -A ver, cuéntenos, pedimos a Marta Alegría.

 -Resulta que como nuestros dineros, todos, antes de la estafa,  estaban en el Banco del Vaticano, necesitábamos hacer unos arreglos en otro banco y Ana Torres nos dijo que a través de Banco del País, podrían abrir una cuenta  a nombre de Alejandro, mi esposo y así se hizo.   Una vez más le miré en Tegucigalpa y dijo que ya no trabajaba en Banco del País  y que el Cardenal le había prometido conseguir otro empleo.

Hasta ese punto llega mi conocimiento de Ella. Así que no podía decir lo que Cardenal Rodríguez pidió. Ese diga que fue Paula Alvarado… No.

-¿Y Ana Torres, la gerente de la empresa, la conoció?

-“Sí, también un par de veces, aquí en Tegucigalpa en esa colonia donde queda la Escuela Americana, tenían una oficina con dos o tres personas y creo algunas agentes que andaban en la calle ofreciendo mejorar las finanzas de las personas a través de esa compañía…    Sabe…  Hubo gente que dicen andaban con una foto del Cardenal y del estafador Yoesry Hennieng como para convencer a la gente.    De las pocas veces que miré al cardenal buscándolo después de sus misas, le pregunté por esa foto y lo confirmó, mi voz era de reclamo, él tranquilamente dijo que el señor Hennieng le había visitado en Santa Marta y le pidió una foto juntos”.

Volvamos a Ana Torres ¿Cómo es?  – Bajita, blanca,  ambas, con Paula Alvarado andaban  alrededor de 50 años.  Creo que Ana Torres vivía en Zamorano  y se fue para  Estados Unidos un tiempo. Está casada con un militar hondureño.

La historia parece de película y supera la ficción. Son cerca de cincuenta personas que perdieron ahorros o dineros producto de sus trabajos o empresas.   Nuestra entrevistada cuenta que fue hasta la iglesia de Cantarranas porque allí daría misa Rodríguez,..

La Respuesta del Cardenal Rodríguez fue hablar del caso y de su solución, la solución que busca la diócesis de Tegucigalpa,  como una operación encubierta de la CIA.

La hija menor de los Valladares Alegría, pregunta a su madre ¿Y usted le creyó?

Marta Alegría es una mujer que no aparenta sus 72 años, es pintora, apariencia sencilla y no acepta, no en este caso, la sumisión.

“El Cardenal ha abusado de su poder, ha traicionado la confianza de la gente que le brindamos amistad, a partir de su acción de no atendernos como familia nos hemos dado cuenta de tantas cosas, tantas irregularidades y ahora duele verle tal cual…”

“Antes de este evento financiero, él hasta nos ofreció un apartamento en Roma…  No, le dijimos… No estábamos en la calle y habíamos invertido en la empresa que nos sugirió.   –No podemos aceptar, son dineros de la iglesia y otras personas lo necesitan más que nuestra familia”.

No, me dijo el cardenal, no serían de la iglesia, recuerde que tengo la financiera que me heredó Josefina….

¿A qué financiera se refería el Cardenal Rodríguez? ¿Quién es Josefina?

Espere nuestra tercera entrega:

IMG_20180501_132227

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: