En este instante

El concepto del hombre en Marx

Rossel M.Por Rossel Montes*

Tegucigalpa, Honduras.Las preocupaciones filosóficas sobre la naturaleza humana se pueden rastrear en los mismos orígenes de la filosófica griega, Sócrates como lo sabemos a través de los diálogos de Platón, funda un nuevo continente antropológico y algunos Sofistas en torno a la verdadera esencia humana. La naturaleza humana es harto compleja y se requiere de una plétora exacerbada de niveles categoriales para darle una explicación igual de compleja. La ética Socrática era una preocupación sobre las formas del comportamiento humano aunque aun la Ética socrática tenía un matiz metafísico y no había devenido en ciencia fáctica según los conceptos epistémicos de lo que era la ciencia según los griegos (los Griegos creían que sus descubrimientos del logos era ciencia fáctica). En sentido estricto la antropología filosófica es el estudio sistemático metafísico sobre la naturaleza, esencia, estructura, componentes de la existencia humana, también hace alusión a una escuela de pensamiento que se fundó en Alemania en los 20s y 30s por filósofos, Antropólogos y sociólogos.

¿Qué es el hombre? La pregunta requiere de múltiples respuestas debido a los altos niveles de abstracción teórico-temática, la especulación filosófica antropológica se configura sobre los supuestos teóricos de las ciencias “naturales específicamente sobre la ciencia biológica, zoología, paleo- antropología y antropología física. Para Platón: El hombre tiene un alma unida a un cuerpo, y necesita mover a ambos simultáneamente si bien el alma tiene el primado sobre el cuerpo. Para Aristóteles: El hombre es una sustancia compuesta de cuerpo y alma. Aristóteles es el fundador en el mundo antiguo de la antropología sistemática en cuando vuelcan la especulación filosófica (metafísica) más allá de las radicalidades onto-teológicas de la constitución esencial del hombre. La filosofía Escolástica le dará a la antropología filosofía en la persona de Santo Tomas de Aquino, todo un subcontinente de aristotelismo critianizado donde la filosofía se convertirá en sirvienta de la teología. la edad media y la escolástica pareció una época oscura y casi un periodo innecesario en el desarrollo expedito de la evolución de la historia y la sociedad.

El Racionalismo es una respuesta a la escolástica medieval al Aristóteles cristianizado de Santo Tomas y con Descartes tenemos la eclosión de la subjetividad exacerbada. Pienso luego existo , como existimos según Descartes el único axioma que asegura de que mi existencia es verdad, es fáctica y no un engaño son mis sentidos. La antropología de el racionalismo será el mundo de la conciencia, del yo, muy parecido a los postulados fenomenológicos de Edmund Hussserl y de los cuales partirá Jean Paul Sartre en el siglo xx para crear una antropología existencial. El cogito ergo sum se convirtió en el abc para comprender el mundo y la única forma en el cual el hombre podía crear una verdadera configuración de si mismo. El Empirismo crea un mundo alterno al racionalismo y a la filosofía gnoseológica del yo, adelantándose al solipsismo de Hume y Berkeley. Del mundo de las ideas innatas pasaremos al mundo del experiencia sensible, el mundo es solo lo que nuestra experiencia sensorial no da, no podemos conocer mas allá, lo único que podemos conocer es el mundo de los fenómenos. El siglo XVIII con la ilustración habrá una preocupación extrema por la constitución antropológica y existencial del hombre, la ilustración es una violenta respuesta al poder despótico del absolutismo monárquico, la burguesía en ascenso buscara crear una nueva teoría que explicara y justificara su nuevo papel como clase revolucionaria, para eso puso a su servicio a los mejores pensadores que crearon los supuestos teóricos bajo los cuales se erige la modernidad, a saber, la idea de progreso ilimitado en las potencialidades del hombre por la búsqueda de la libertad y la racionalidad. J.J. Rousseau creía que el hombre era naturalmente bueno pero que la sociedad lo corrompía el hombre no es malo ni bueno, solamente el hombre es lo que sus circunstancias históricas hacen de (el ser social determina la conciencia dijo Marx un siglo después).

La ontología y antropología marxista y su concepto del hombre serán una novedad en la posiciones filosóficas, el materialismo y el humanismo marxista tendrán una visión del hombre totalmente dinámica comparada con la visión anti- dinámica de las filosofías predecesoras, según Eric Fromm el concepto marxista del hombre será un individuo concreto que es responsable , producto de las circunstancias históricas que lo han creado, pero igual es creador de las circunstancias, es el motor dinámico a través de su determinación clasista (lucha de clases) el hombre encuentra su razón de ser como ser histórico, transformando el mundo , un mundo que le es hostil, un mundo que lo explota. La antropología marxista y toda su filosofía es una violenta respuesta al enajenación del hombre, la perdida de si mismo y la profunda cosificación de este en las sociedad capitalista. El marxismo es un movimiento contra la deshumanización y automatización del hombre. Pero, en contraste con Kierkegaard. Marx ve en el hombre un ser concreto que es presa de determinadas opresiones y condiciones históricas y al mismo tiempo Marx piensa que el hombre es dueño de esas condiciones que lo esclavizan (alienación) el hombre crea cosas que después lo dominan (Feuerbach) la alienación económica y la explotación que sufre el hombre moderno es el ejemplo vivo de la deshumanización exacerbada que la sociedad capitalista impone con su falsa democracia de “masas”. El marxismo y al igual el existencialismo será una respuesta al idealismo hegeliano y a toda concepción antropológica que minimice el papel de la conciencia y la dignidad humana el configuración del cosmos (Max Scheler).

Martin Heidegger hará una crítica demoledora a la metafísica u ontología tradicional argumentando que esta se olvidará olímpicamente por el problema del SER, Heidegger estaba preocupado por la pregunta ¿porque en vez de nada existe algo? Tremenda pregunta que al parecer no hay respuesta, solo aproximaciones intuitivas sobre el origen de nuestra existencia. El hombre es el único SER que tiene conciencia de su propia constitución ontológica (el hombre es un animal de realidades( Ignacio Ellacuría) para comprender su propia esencia debe comprender su propia SER he ahí el giro antropocéntrico de la ontología Heideggeriana. la filosofía existencialista llegará a su plenitud y madurez con Jean Paul Sartre (1905- 1980) Sartre partirá del método fenomenológico de Husserl el cual le dará sustento conceptual para el análisis de la conciencia y de la existencia del ser, somos seres arrojados al mundo, y nuestra responsabilidad histórica e existencial es darle sentido a la vida de cualquier forma, la existencia precede a la esencia, es decir primero existimos, somos -DASEIN- y luego nos constituimos como seres, le damos justificación a nuestra existencia sin sentido. Según Sartre no hay naturaleza predeterminada, no hay creador y nuestra esencia y naturaleza humana solamente depende de nuestra propia configuración como seres responsables de nuestra realización como seres. El existencialismo tratara de darle una respuesta a las radicalidades concretas de la existencia humana, Sartre se dio cuenta que el hombre es un SER ABSTRACTO y proclive a experimentar una realidad metafísica (Julián Marías) pero no es posible darle salida a la problemática existencial y abstracta sin atender la problemática concreta, es decir, el hombre es un ser histórico que sufre por determinadas circunstancias alienantes (capitalismo) en su crítica de la razón dialéctica Sartre quiso dar una solución concreta y una crítica del marxismo escolástico y estructuralista que evaporaba la presencia del hombre en la configuración de los procesos intersubjetivos y la historia. El posmodernismo que emulara el método estructuralista y su concepto de la evaporación del hombre (antihumanismo teórico) y con Foucault dirán que el hombre es una invención de la modernidad, el posmodernismo que se erigirá sobre la idea de que los grandes meta relatos propios de la modernidad ya han colapsado y es culpable directa de la eclosión de los totalitarismos (fascista y estalinista) aunque su discurso más coherente es dentro de la estética se ha extrapolado al ámbito de la filosofía política argumentando un impronta omnicomprensiva , ya no es la lucha de clases el motor de la historia es el “saber” según Lyotard, el neoliberalismo y el fin de la historia serán el único horizonte por ver llegar.

Desde muy temprano el joven Marx desarrollará una preocupación por lo estrictamente humano, según Adam Schaff, serán las primeras preocupaciones de naturaleza antropológica en el joven Marx, desde que era colaborador de la Gaceta Renana y aun no era el Marx radical sino un Marx demócrata radical y no un comunista. Desde su tesis doctoral sobre La idea de naturaleza en Demócrito en 1821, Marx será preocupación por el materialismo filosófico, cuestión que se dejará ver en toda su trayectoria intelectual, desde los Manuscritos económicos, pasando por los Grundise al último Marx como lo llama el profesor Dussel. Esa antropología marxista será el humanismo teórico, una preocupación filosófica sobre la naturaleza de lo humano inmerso en una totalidad estructural que será para Marx toda la pléyade de relaciones socio-económicas que el modo de producción capitalista trajo consigo, modificó toda la vieja estructura societal y las cambio por otras nuevas. Desde sus inicios del materialismo histórico, y la concepción marxista del devenir, Marx piensa que el hombre es un ser productivo, y que solamente en sociabilidad, este puede llegar a desarrollar todas sus potencialidades históricas, el hombre es el ontocreador de su propia realidad al mismo tiempo que moldea y reproduce la realidad y la relación hombre-naturaleza, cuestión que resuelve con las relaciones de producción. Para Marx de alguna forma, la historia es la autorrealización del hombre, es la auto creación de sus potencialidades a través del trabajo y su producción. En ese sentido el hombre a medida que reproduce la realidad, le da sentido a su existencia, encuentra su lugar en el cosmos como diría Max Scheler.. Hay que hacer notar que todo el esfuerzo teórico de Marx no era solamente para entender la naturaleza humana, sino para poder dar una alternativa a la sociedad capitalista, que para tiempos de Marx, el capitalismo ya había devenido en un sistema salvaje y explotador. En ese sentido Marx usa categorías que venían de la filosofía clásica alemana y de la económica política; el trabajo alienado, enajenación; Marx pensaba que el obrero producía mercancías y el mismo había devenido en una mercancía, y que en la medida que producía se da un extrañamiento enajenante, el obrero no se sentía parte de lo producido. Esa extrañeza del mundo de los productores respeto de lo producido, Marx lo llamo trabajo alienado. El hombre no se afirma, sino que se niega, se siente infeliz, sino que desgraciado. De aquí podemos notar que Marx desarrolla una ontología de lo social como diría Lukács y Kosik en el siglo XX, una ontología que posiblemente Marx no era consciente de haber realizado, pero que en toda preocupación por entender o tratar de aprehender ( Popper) lo radical óntico ( Heidegger) de la realidad, en definitiva hay una ontología. La ontología trata de entender la naturaleza ultima de la realidad, de los entes, su conformación y constitución, en este sentido Marx estaba obsesionado con entender la naturaleza óntica del funcionamiento de la realidad societal de su época. La ontología del ser social, o más bien sería una ontología del trabajo, es decir, la forma en que el hombre está inserto en una realidad históricamente determinada y el mismo reproduce esta realidad a través de sus fuerzas de trabajo y cognitivas. Para Marx la emergencia del socialismo y la superación del capitalismo consistía en que el hombre en el actual modo de ser social no podía realizar todas sus capacidades, sino que es un individuo oprimido, unidimensional diría Marcuse. El socialismo podría brindar ciertas condiciones para iniciar la emancipación real del hombre, el inicio de su verdadera historia aseveró Marx en algún momento.

Muchas son las críticas que se le han hecho al marxismo clásico, desde la crítica de Castoriadis, cuestión que abordo en mi libro “Filosofía política, existencialismo y marxismo” donde el autor greco-francés arremete contra los excesos deterministas y cuasi religiosos del marxismo. Para Castoriadis el Marxismo hizo una de las criticas más severas al capitalismo decimonónico, pero el marxismo posterior quedó rebasado por el mismo método que el mismo marxismo inicio, la misma revolución teórica el mismo marxismo no pudo asumirla y devino en un sistema dogmático que no orientaba muy bien la praxis sino, que inducia al talmud ismo y a la religiosidad. Las críticas de Castoriadis al marxismo son certeras muchas de ellas, sobre todo al determinismo económico, y incapacidad teorética del marxismo para entender lo imaginario en el entramado de las relaciones del hombre con la naturaleza y su capacidad para pensar y construir lo social-histórico. Siguiendo Dussel y su lectura del Marx maduro, el ultimo Marx y la liberación latinoamericana, lectura que hace el filosofo argentino para desempolvar al Marx de los marxismos y de las lecturas predominantes y enlazarlo con su producción teórica, la ética y la filosofía de la liberación, analéctica y la política de la liberación; arquitectónica. Dussel asevera que Marx es un heredero de la modernidad, modernidad que Dussel critica severamente, esa otología del yo conquisto y la ontología de la totalidad, la misma que aplasto a las naciente Latinoamérica, saqueó y exploto. A pesar de que Marx utiliza toda esa carga categorial de la modernidad, hay en Marx un desarrollo tímido por la alteridad, por el otro y Lo otro, lo que Levinas llamó la exterioridad y Dussel la exterioridad metafísica el otro y Castoriadis la imaginación radical. Para todo aquel preocupado por lo social, por el hecho social y preocupado por los problemas de las sociedades contemporáneas, el encuentro con el marxismo es inevitable. El marxismo solamente puede ser superado por sí mismo, por su autodestrucción epistémica, y rebasado por los hechos históricos. Hay que notar que el marxismo clásico fue un intento sobrehumano por tratar de darle al hombre de nuevo su dignidad, su valor y las herramientas para poder auto crearse y autodefinirse. A 200 años del nacimiento de Marx, desde Honduras, desde esta tragedia, se le piensa y teoriza.

*Filósofo, estudioso del hecho social y lo político, historiador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: