Anuncios
En este instante

Dos periodistas asesinados cuando denunciaban irregularidades de políticos nacionalistas en Salud pública

El periodista Argeñal habría sido llamado a una reunión por personajes del Partido Nacional una semana antes de su asesinato.
Una coincidencia es que ambos periodistas se convirtieron en críticos del Golpe de Estado, aunque antes de este hecho, Argeñal era de filiación nacionalista.

Tegucigalpa, Honduras. Las últimas noticias difundidas por dos periodistas, uno del oriente, y otro del occidente, de Honduras se parecen, así como se asimila la forma en que murieron.

Ambos denunciaban a políticos influyentes, del partido que gobierna Honduras hace una década, y sus irregularidades en Salud, a los dos los asesinaron mediante sicariato.

En el occidente, Nery Jeremías Orellana fue asesinado por sicarios en motocicletas, daba cobertura a una toma de salud y a irregularidades en el abastecimiento de medicinas del centro de salud de Candelaria, Lempira; en el oriente, a Juan Carlos Argeñal, lo habrían liquidado sicarios que iban en un vehículo. Denunciaba supuestas irregularidades en el hospital Gabriela Alvarado de Danlí.

Los sicarios mataron a Orellana cuando regresaba de su casa hacia el centro de Candelaria, por un sendero de tierra, de difícil acceso. Iba en su motocicleta. La dinámica del crimen muestra que lo habían vigilado y que quienes lo mataron conocían la zona montañosa; al periodista Argeñal, llegaron a matarlo a su casa, en un día en que familiares del periodista habían viajado.

Tambien puede leer:informe de ong C-Libre

El 14 de julio de 2011, el comunicador comunitario, Nery Jeremías Orellana, fue acribillado, en el municipio de Candelaria, en el departamento de Lempira. Orellana venía dando cobertura a un conflicto por la descentralización en el sistema de salud pública.

El conflicto transcurría en medio de la confrontación política por el golpe de Estado del 28 de junio de 2009. Sus mensajes eran transmitidos por Radio Joconguera y era el corresponsal de Radio Progreso. Las personas que Orellana denunció eran líderes locales del Partido Nacional.

“Había una toma del centro de salud, exigiendo un mejor servicio y que no se estuviera haciendo negocio con las medicinas. En esta manifestación se dieron amenazas por parte de un notable personaje de la comunidad. Nery Jeremías hizo pública las declaraciones de testigos de esa actitud intimidante y amenazas del señor. Días después de esa denuncia, es asesinado”, denunció en 2016, Radio Progreso.

Denuncias de Radio Progreso

En julio de 2017, el doctor en derechos humanos y parte del equipo de Radio Progreso, Joaquín Mejía, anunció una demanda  contra el Estado hondureño ante el sistema interamericano de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo con Mejía, la investigación criminal del asesinato contra Orellana muestra una serie de deficiencias de investigación que iniciaron con el manejo de la escena el crimen y han tenido como consecuencia impunidad.

El 7 de diciembre de 2013, en medio de la Feria Patronal, de Danlí en el departamento de El Paraíso, con logística, un despliegue que evidencia que los asesinos tenían estudiadas las rutinas, rutas de escape y protegidos por una especie de impunidad omnipresente, los asesinos llegaron a la casa de Juan Carlos Argeñal.

Fue asesinado mientras denunciaba irregularidades en el hospital Gabriela Alvarado.

Uno de los testimonios, dado a organizaciones de derechos humanos del país, por un familiar que pidió su anonimato, debido a las amenazas en su contra señala que Argeñal “fue asesinado por interponer las denuncias sobre corrupción en el hospital Gabriela Alvarado. Él mismo nos señaló una semana antes de su muerte que era objeto de amenazas por esta mafia que opera ahí. Por lo tanto, su pariente descarta la hipótesis pasional, y no la política, pues él tocaba intereses del régimen que por denuncias como esta perdieron un diputado en el departamento”. “Los asesinos se desplazaban en vehículos”.

Unos días después de la muerte de Argeñal ocurrió el crimen contra la profesora Mayra Paz. Este hecho presenta características similares. Por la muerte violenta de la maestra, la prensa informó que fue detenido, Raúl Alfredo Salinas de 32 años de edad, originario y residente en aquella ciudad.

La Fiscalía respondió que no investigaba a funcionarios por la muerte violenta de Argeñal, sin embargo, en 2014 la Fiscalía contra la Corrupción investigaba irregularidades en el hospital Gabriel Alvarado. El sub director de aquel entonces fue además candidato a diputado suplente del Partido Nacional en el departamento de El Paraíso, German Mauricio Erazo Santos. El político fue aspirante a suplente de la candidata a diputada propietaria, Marisabel Ferrufino Flores, en la quinta posición de la corriente Azules Unidos, del entonces presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández. Ambos perdieron en las elecciones generales y, al mismo tiempo, Argeñal Medina denunciaba las “irregularidades” en el hospital Gabriela Alvarado.

El hermano de Argeñal, el maestro Mario Argeñal, recibió amenazas a muerte tras denunciar y exigir justicia, también estas denuncias están en la impunidad.

Estos asesinatos de los dos periodistas son conocidos por la Unidad de Muertes de Alto Impacto. Ya pasaron ocho años del crimen contra Orellana y seis de la muerte de Argeñal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: